Zoom

Abusos sexuales: Viganó, McCarrick y la dimisión del Papa Francisco

Carlo María Viganó
photo_cameraCarlo María Viganó

En estos días de agosto, algunos amigos míos que disfrutan de los últimos momentos del verano, me preguntan: ¿Pero qué está pasando en la Iglesia? ¿Cómo podrá sobrevivir a tanto escándalo? Les argumento que, por una parte, gracias a la tolerancia cero de la Iglesia Católica y a la transparencia informativa contra los abusos sexuales a menores, estos delitos execrables están saliendo a la luz y son condenados. 

Pero por otra, no hay día que no se publique una nueva noticia triste y lamentable sobre este horrible asunto.  

Las últimas noticias: el ex nuncio apostólico en Estados Unidos, monseñor Carlo Maria Viganò, ha publicado un documento de once páginas en el que pide la dimisión del Papa Francisco  argumentando que las autoridades de la Santa Sede sabían, desde 2000, que existían acusaciones en contra del arzobispo homosexual Theodore McCarrick, que fue nombrado a finales de ese mismo año arzobispo de Washington y a quien Juan Pablo II creó cardenal un año más tarde. Se sabía que el religioso invitaba a sus seminaristas a dormir con él en su casa cerca del mar. Lo explica muy bien Vatican Insider . 

En el avión papal del viaje de vuelta de Irlanda, los periodistas le interrogaron a Francisco sobre este asunto. La respuesta del Papa: “Leí esta mañana ese comunicado de Viganò. Digo sinceramente esto: léanlo ustedes atentamente y hagan su juicio personal. Yo no diré una palabra sobre esto. Creo que el documento habla por sí solo. Ustedes tienen la capacidad periodística suficiente para sacar conclusiones, con su madurez profesional”. 

En estos días, muchos periodistas, siguiendo las indicaciones del Santo Padre, han sacado sus conclusiones personales sobre este asunto. Los que son más contrarios al pontificado de Francisco, otorgan validez al documento de Viganó. 

Hay otros medios, en cambio, que se cuestionan la reputación de Viganó. Lean lo que escribe Lucandrea Massaro en Aleteia

Me he limitado en este Zoom, a hacer un breve resumen de lo que he leído estos días. Ahora juzguen ustedes. 

Zenón de Elea. 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes