Zoom

Abusos sexuales en la Iglesia de Francia: un cuadro aterrador

Presidente de la Conferencia Episcopal Francesa.
photo_camera Presidente de la Conferencia Episcopal Francesa.

La Conferencia Episcopal Francesa encargó hace tres años una investigación independiente (en la que aportaron 3 millones de euros) para buscar víctimas y apoyar el trabajo de un organismo creado para ello, la CIASE (Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia). Han colaborado 21 expertos: médicos, abogados, sociólogos, historiadores... todos voluntarios, ninguno clérigo. 

Esta investigación fue encargada en noviembre de 2018 a Jean-Marc Sauvé, católico declarado y vicepresidente del Consejo de Estado francés.

El resultado es el llamado "Rapport Sauvé": un informe de 500 páginas, con otras 1.500 de apéndices. Y la conclusión: sacerdotes, clérigos y personas cercanas a la Iglesia de Francia habrían abusado sexualmente de más de 300.000 víctimas entre 1950 y 2020. 

Pablo Ginés realiza un análisis pormenorizado de este asunto en Religión en Libertad. Un dato a tener en cuenta: en los entornos eclesiales, el 80% de las víctimas son chicos  varones. 

La web de la obispos franceses publica un despliegue sobre la presentación de este informe, comenzando por un comunicado titulado “vergüenza, gratitud, determinación”. "Reiteramos solemnemente nuestra determinación de implementar las orientaciones y decisiones necesarias para que tal escándalo no vuelva a ocurrir. Agradecemos calurosamente a quienes nos ayudan", dicen los obispos. 

"Su voz nos abruma, su número nos abruma. Va más allá de lo que podríamos imaginar", ha dicho el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, Mons. Éric de Moulins-Beaufort. 

Y sor Véronique Margron, presidenta de la Conferencia de Religiosos de Francia, que también ha estado presente en la recepción del informe afirma: "¿Qué decir, si no experimentar un dolor infinito, una vergüenza carnal, una indignación absoluta? Ante el gran dolor de las infancias amuralladas, ya sea la víctima un menor o un adulto, porque siempre es la infancia la que se maltrata. Ninguno de nosotros está preparado y tiene la competencia para lidiar con el dolor. Empezando por las víctimas de estos crímenes, de estos enfrentamientos íntimos", ha expuesto. 

Agradezco las palabras finales de esta religiosa: “La esperanza es una determinación heroica del alma, y ​​su forma más alta es la desesperación superada. Se cree que es fácil tener esperanzas. Pero esperen sólo aquellos que han tenido el coraje de desesperarse de las ilusiones y mentiras en las que encontraron una seguridad que falsamente toman por esperanza. La esperanza es la victoria más grande y más difícil que un hombre puede conquistar sobre su alma ... La esperanza solo se puede lograr a través de la verdad, a costa de grandes esfuerzos. Aquí es donde estamos". 

Después de estos escándalos tremendos, la Iglesia debe continuar reparando con determinación a la víctimas; castigar a los violadores y discernir verdaderamente quién tiene vocación al sacerdocio. 

La Iglesia saldrá de esta. No lo digo yo, es una promesa de su fundador: Jesucristo. Pero la mancha de este cuadro aterrador y de esta atrocidad tardará tiempo en ser reparada. Solo nos queda rezar y purgar. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?