Zoom

Verónica: adolescentes católicos afirman que “ya no van a hacer ouija en la vida”

No sé si es una película recomendable para adolescentes o no. No voy a entrar en la crítica, ni en la calificación, ni si es apta o no. Simplemente, he recogido la opinión de un grupo de adolescentes católicos que han ido a verla, en contra de la opinión de algunos de sus padres.

Verónica es una película de Paco Plaza, estrenada el pasado viernes, basada en el único expediente oficial en España que sugiere la posibilidad de fenómenos paranormales. 

Basada en un hecho ocurrido en noviembre de 1992, el informe lo redactó un policía al visitar la casa de la familia de Estefanía Gutiérrez Lázaro, una joven de Vallecas que falleció en extrañas circunstancias tras jugar a la ouija.

Inspirada en este extraño caso, aún sin resolver, la película se centra Verónica, una adolescente que, tras hacer una ouija con unas amigas, es asediada por presencias sobrenaturales que quieren hacer daño a su familia.

Y estas son las opiniones de algunos adolescentes católicos con los que he hablado tras ver el film. 

“A mí me ha dado bastante miedo porque yo creo en todos esos juegos que tienen que ver con la invocación de los espíritus y el demonio. Y me ha servido para afirmar una vez más que en mi vida voy a probar un juego como ese”.

“La película en sí me ha parecido buena ya que la gente me la había puesto de mala, aunque, me ha transmitido mucha angustia. Creo en todos esos juegos, pero no los voy a probar en mi vida”.

“La peli en sí me ha parecido un poco surrealista y fantástica pero después de verla, sé que no voy a probar uno de estos juegos en mi p. vida”

“Dejando a un lado que la recreación del espíritu que no estaba bien representada y no era del todo real, todo lo que tiene que ver con el tema de invocaciones a almas muertas y la llamada al demonio me hace reiterarme en que en la vida me plantearía probar ninguno de estos juegos paranormales, aunque la gente de mi alrededor me incite a ello”.

“Una cosa de la peli que más me ha impresionado es como un espíritu puede llegar a dominar y a destrozar de esa manera la vida de una niña normal; como lo que parece ser un juego de niños acaba en unos días con la vida de una de ellas; siendo su única intención comunicarse con su difunto padre”.

“La película me hace reflexionar más aun sobre las causas de todos estos juegos, ya que yo siempre he tenido curiosidad por ellos. Me da mucha pena las mínimas intenciones que tiene la niña para que acabe un simple juego con su vida, por eso sé que jamás jugare con ellos. También me da mucha rabia que la madre no esté nunca en casa y nunca esté pendiente de sus hijos a pesar que Verónica le advierte de que algo malo le pasa y algo malo pasa en la casa. La actitud de sus "amigas" también me parece un poco triste, ya que, a partir de la primera sesión del juego de la ouija, empiezan a pasar de su amiga. A pesar de que la película tenga escenas muy surrealistas, sé que en la vida real puede pasar, pero los casos son mínimos, pero, aunque sean mínimos claramente no me voy a arriesgar, pero, aunque crea en estos juegos de demonios, yo sé que siempre Dios puede ayudar en estos casos, por eso no entiendo porque la monja dice que no tiene nada que ver Dios”.

Juzguen ustedes.

Zenón de Elea. 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?