Zoom

Polémica entre los católicos galos por los radicales en las manifestaciones

Las calles francesas bullen en protestas después de que el Parlamento galo aprobase la ley que admite como matrimonios las uniones homosexuales. Una buena parte de la sociedad se ha echado a la plaza pública y en la laicista Francia las últimas manifestaciones han contabilizado más de un millón de personas en defensa de la familia y contra la nueva legislación que ha promovido el Gobierno socialista.

Ante la subida de tono de los defensores y los opositores del matrimonio homosexual, el obispo de Angulema, monseñor Claude Dagens, manifestó su preocupación por que las manifestaciones se llenen de radicales. En un artículo en La Croix, diario católico, el obispo afirmó que la situación actual podría devenir en lo ya vivido a lo largo del siglo XIX, con un "catolicismo intransigente" que generó "la Guerra de las dos Francias". Pore so animó a la Iglesia católica a sentirse responsible y "no poner en marcha el tren de las posturas políticas".

La respuesta no se ha hecho esperar y las asociaciones civiles que están participando en las numerosas y exitosas iniciativas han matizado de inmediato las palabras del obispo al afirmar que no solo existe un derecho sino también un deber de manifestarse contra toda ley injusta. El Presidente de la Confederación de Juristas Católicos le daba respuesta a través de otro medio de comunicación y le animaba a alegrarse por esa enorme respuesta popular en defensa de la familia, respuesta en la que, por cierto, han participado miles de jóvenes.

No es tiempo de divisiones en el seno de la Iglesia cuando precisamente la sociedad sale a la calle en masa a defender lo que dicta el Derecho Natural, establece el orden sagrado y recoge con tanto acierto la Doctrina Social. Incluso aunque no a todos haya gustado la forma, que sí el fondo, en nada beneficia airear disputas que desvían la atención sobre el problema de fondo: ayer se 'casó' el primer 'matrimonio gay' en Francia.

Zenón de Elea

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo