Zoom

Pobreza que engendra pobreza

Cáritas, junto con la Fundación Foessa, acaba de presentar un ilustrador informe sobre la situación de la vivienda en España. El estudio no solo permite obtener una perspectiva clara sobre los probelmas de acceso a una casa, sino que también ha sido clave para conocer el trasfondo de una crisis económica que nació, en buena medida, fruto de una descontrolada pero consentida burbuja inmobiliaria.

De los muchos elementos que analiza el concienzudo estudio, no podía faltar la cuestión de los deshaucios. Y Cáritas es experta en este terreno porque cada día atiende a miles de personas en riesgo de exclusión social.

Para la Iglesia, el problema de los deshaucios y de la vivienda en general no es un problema de cifras, sino de personas. No se trata de ver qué porcentaje de casos se ve afectado por esta situación o cómo repercute a las cuentas del banco el que no le paguen lo que le deben. Se trata de cómo afecta a esas personas el quedarse sin hogar.

Y ahí está el problema porque lo que sí ha detectado Cáritas es que la pobreza engendra pobreza y un deshaucio no solo afecta a los adultos que lo padecen, sino también a los niños que entran en esa difícil espiral de la exclusión.

Ahí estará siempre la Iglesia, no para resolver el problema del paro o la vivienda, sino para dar el mayor de los cobijos a quienes sufren esos problemas, el cobijo de la acogida a todos por igual. Por eso saben tanto en Cáritas de crisis.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable