Zoom

“¡Perroflautas a callar!” en una procesión

Una cosa es el ateísmo y otra la mala educación.

Una cosa es no comulgar con la Semana Santa religiosa ni con las procesiones, y otra muy distinta faltar al respeto y a la tolerancia que tanto reclaman muchos.  

¿Son los mismos que demandan buen rollito y buen talante?
Si a uno le molestan las cofradías de su ciudad o pueblo, pues…se aguanta, porque en democracia, “todos y todas” tenemos que soportar hechos que no nos gustan. 
Y de esta manera tenemos la oportunidad de  poner en práctica una obra de misericordia: soportar con paciencia los defectos del prójimo. 
Esto viene a cuento a raíz del video publicado en ECD titulado: “Perroflautas incordian en procesión de Cuenca”. Se trata de dos mujeres ateas que irrumpieron en una procesión de Semana Santa, arremetiendo contra la religión. 
Ateas, porque ellas se definen como tal. 
Ni cortas ni perezosas, se metieron en medio del paso del Camino del Calvario durante el Viernes Santo, con perros y todo que no paraban de ladrar. 
Cuando les recriminaron su actitud, comenzaron a blasfemar y a gritar consignas contra el cristianismo. 
Los devotos les pidieron por favor a ambas mujeres que se callaran y un “respeto a los creyentes”, pero ellas respondieron “¿Y cuándo me respetan a mí los creyentes?, ¿dónde está el respeto a los ateos?”.
No se pierdan el vídeo.  
Zenón de Elea.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?