Zoom

Marruecos debe abrirse a otras confesiones religiosas

Sólo en el mes de marzo, Marruecos ha expulsado de su territorio a 70 cristianos evangélicos y a un franciscano. Con esta decisión, el Gobierno marroquí no sólo impide el ejercicio del derecho a la libertad de religión, sino que además imposibilita la atención a los enfermos, a los huérfanos, a los que más marginados de su población. La única salida es el reconocimiento de la libertad de sus ciudadanos a conocer otras religiones, y de los misioneros cristianos a evangelizar.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?