Zoom

La ‘ley Cifuentes’ se cobra su primera víctima: multa al director del colegio Juan Pablo II

La Comunidad de Madrid ha sancionado con 1.000 euros al director del colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón, Carlos Martínez, por enviar una carta a los padres de los alumnos el pasado 9 de septiembre.

En esa carta, que expresaba su opinión, (derecho amparado en la Constitución por la ley de libertad de expresión), decía lo siguiente: “Qué barbaridad prescindir de la verdad natural del hombre y del derecho inalienable de los padres a la educación de los hijos! ¡Qué dogmatismo acusar de discriminación a quien piensa diferente! ¡Qué despropósito pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones! La mentira siempre tiene miedo a la luz de la verdad y al contraste de las ideas. El parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”.

Estas manifestaciones no gustaron al colectivo LGTBI y la asociación Arcópoli,  denunció los hechos. Tras una investigación, la Comunidad de Madrid multa al director por vulnerar la ley de protección integral contra la diversidad sexual y de género. Arcópoli han celebrado esta sanción porque considera que esta frase incita al odio.

Por su parte, el colegio ya ha advertido que no pagará la multa y recurrirá la pena por el camino administrativo por lo que consideran un atropello a la libertad de expresión.

Si la justicia ha absuelto a la concejala de Ahora Madrid, Rita Maestre, por proferir insultos dentro de una capilla universitaria como “Arderéis como en el 36” “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal” al considerarlas manifestaciones amparadas en el  derecho a la libertad de expresión, el mismo derecho debe proteger las opiniones vertidas en la carta del director del colegio Juan Pablo II.

Y si se multa al colegio y se absuelve a Rita Maestre, algo no va bien.

Zenón de Elea. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?