Zoom

40 Días por la Vida termina con cinco madres rescatadas

El obispo Munilla junto a los voluntarios de Cuarenta Días por la Vida. Fuente: Twitter
photo_camera El obispo Munilla junto a los voluntarios de Cuarenta Días por la Vida. Fuente: Twitter

"La campaña de otoño de '40 Días por la Vida' termina con cinco madres rescatadas, 5.500 voluntarios rezando en España y en torno a 10.300 horas de oración. El domingo 6 de noviembre se celebró una misa de clausura en cada una de las ciudades donde se llevó a cabo la campaña". 

Esta es la conclusión de esta organización que, valientes, a pesar de la presión de la ley Montero, a pesar de los frenos a la libertad de expresión, a pesar de que no han coaccionado a nadie, no han abierto la boca pero eso sí, se han puesto a rezar y a ayunar delante de las clínicas abortivas (cada uno puede rezar donde le de la gana), y han logrado que cinco madres que iban a abortar, hayan sido también valientes de escuchar otras alternativas. 

Por esto, por estas cinco madres y por estos cinco bebés, ha merecido la pena. Y después, las 10.300 horas de plegaria, que para los que creemos en el poder de la oración, es algo extraordinario. 

Como declara Nayeli Rodríguez, coordinadora de 40 Días por la Vida en España, “quizá ha sido la campaña más difícil a la que nos hemos enfrentado hasta ahora, la más perseguida, la que ha generado mayor confusión, la más difícil de gestionar. Pero hemos podido decirle a la sociedad y a nuestro gobierno que no tenemos miedo y no hemos dejado de rezar porque rezar salva vidas”. 

Y es que, voluntarios de Vitoria han sido denunciados y en Barcelona, los Mossos d'Esquadra han estado identificando de manera continua a los voluntarios.

Estas madres rescatadas y sus bebés además van a recibir ayuda de esta organización. Las madres que rescataron en cuaresma y que ahora están dando a luz, cuentan con productos básicos como pañales y toallitas de bebés que han donado las cuatro recogidas online para ayudarlas.  Los productos han sido entregados a estas madres gracias a la generosidad de tanta gente anónima que no es indiferente a las necesidades de estas mujeres que han decidido seguir adelante con sus embarazos a pesar de las adversidades.

El obispo de Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla, estuvo orando con los voluntarios en Alicante. Otros sacerdotes también se sumaron. En Valencia la Eucaristía de clausura fue presidida por el arzobispo Antonio Cañizares y en Toledo presidió el obispo auxiliar,  Francisco César Magán.

Las historias que nos cuentan sobrecogen. Una de las madres fue rescatada en Barcelona cuando iba a solicitar un aborto para su embarazo de mellizos. Natalia -que así se llama la madre- contó en un vídeo su experiencia animando a todos a conocer a sus bebés cuando nazcan y sentenció que el aborto es un crimen y en ningún caso es una opción.

Destacan también las historias de dos hombres jóvenes que se acercaron a los voluntarios de Valladolid para que sus parejas no abortaran. Ellos comprendían que ya eran padres, aunque su hijo no hubiera nacido aún. Finalmente, las madres decidieron seguir adelante con sus embarazos con la ayuda tanto de los voluntarios como de las asociaciones que defienden la vida.

En Sevilla los voluntarios vivieron una situación dolorosa. A mitad de campaña los voluntarios que estaban rezando se enteraron de un aborto tardío a un bebé de seis meses de gestación por malformaciones, que finalmente falleció. El padre de bebé fue quien se acercó a rezar con los voluntarios y les dio las gracias por orar por todos los niños y en especial por el suyo. Más tarde se acercó la abuela del bebé a rezar también.

Impresionante. Os doy las gracias. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?