Vídeos

"Cuando el hombre se aleja de Dios se vuelve peligroso"

En la solemnidad de Pentecostés, Benedicto XVI ha señalado que el Espíritu Santo es para la vida espiritual lo que el aire para la vida biológica. Y ha evocado las tragedias de Hiroshima y Nagasaki como demostración de que cuando el hombre se aleja de Dios se vuelve peligroso su enorme potencial técnico.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?