Vaticano

El Vaticano distingue a la Biblioteca Solidaria por ayudar con material escolar a países pobres

Fue creada por Lumen Christi en 2001 y desde entonces ha enviado 240.000 libros

biblioteca misionera solidaria
photo_camera Biblioteca Misionera Solidaria de Valencia.

El cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, en una carta dirigida al director de la Biblioteca Solidaria Misionera – el sacerdote valenciano Antonio Benlloch -  reconoce “el aprecio” que tiene a la “labor voluntaria de recogida y distribución de libros y de material escolar destinado a las escuela de los países más pobres”, por lo que le concede el patrocinio “en consideración al valor didáctico y humanitario de la iniciativa”, según ha sabido Religión Confidencial.

La distinción consiste en el “patrocinio gratuito del Pontificio Consejo de la Cultura”, en reconocimiento a la trayectoria de la Biblioteca con el lema “Cultura contra la pobreza”, con la que distribuye libros a países necesitados de Hispanoamérica y África.

La Biblioteca Solidaria Misionera, creada en 2001, surgió para ayudar a quienes más lo necesitan llevándoles la cultura por medio de libros y material escolar para todos los niveles de enseñanza, que recibe de colegios y particulares. Se envían a los países que lo solicitan.

En los últimos doce meses, ha enviado 27.610 kilos de libros y material escolar para atender las solicitudes de Guinea Ecuatorial, Angola, Perú, Paraguay, Honduras y Venezuela.

Desde que se creó la Biblioteca, ha mandado cerca de 240.000 libros. La entidad fue creada por amigos del sacerdote valenciano Juan Eduardo Schenk y por el instituto secular Lumen Christi, fundado por él. Los estatutos fueron aprobados por el Arzobispado de Valencia en 2003 y por el Ministerio de Justicia en 2004. Tiene su sede central en Valencia, en un local cedido por una particular en la calle Industria, 8.

Necesidad de voluntariado

La Biblioteca cuenta con el apoyo de voluntarios, que realizan gestiones de recogida, clasificación y organización de los libros y el material escolar, así como el contacto con administraciones, instituciones, parroquias o colegios interesados en hace donaciones, y también trabajos informáticos y contables.

Desde la Biblioteca Solidaria Misionera han expresado a este digital que necesitan “más voluntarios para atender todas las peticiones que se reciben, así como ayuda económica para realizar los envíos, ya que no recibimos subvenciones oficiales, aunque estamos en estrecho contacto con Cáritas Diocesana y con la Delegación de Misiones del Arzobispado”.

También solicitan “la cesión de locales para organizar rastrillos solidarios y conseguir fondos para los envíos”.

Para las personas interesadas en obtener más información o bien ofrecerse como donantes o voluntarios, se puede consultar la web www.fundacion.padrejuan.org.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?