Vaticano

Multitudinario encuentro telemático del Dicasterio de Educación del Vaticano con 240 docentes de 70 países

La entidad pontifica Scholas reúne a expertos internacionales para debatir sobre la pandemia educativa

Reunión internacional de Scholas.
photo_cameraReunión internacional de Scholas.

Después de un primer encuentro virtual convocado por Scholas el pasado 8 de abril, en el que docentes y profesores universitarios de todo el mundo compartieron cómo estaban llevando adelante esta nueva realidad educativa; este segundo encuentro virtual dio paso a un debate más profundo, en el que se analizaron las polémicas que surgieron en torno a la educación en tiempos de COVID-19.

Entre los participantes desde la Ciudad del Vaticano, Monseñor Angelo Vincenzo Zani, secretario General del Dicasterio de la Educación Católica de la Santa Sede expresó en italiano: “Quiero agradecer a Scholas por todo lo que hace, porque están involucrando a todos los agentes, a los padres, a los jóvenes, a los docentes, es realmente un pacto educativo global. Es una experiencia que responde a las necesidades y problemas que la pandemia del coronavirus ha revelado.”

Pandemia educativa 

Luego agregó: “Esta pandemia ha provocado otras pandemias: la pandemia social y la pandemia económica [...] pero sobre todo una pandemia de la cual se habla poco: que es la pandemia educativa, que es muy grave.”

Explicó que como dice el Papa Francisco la educación requiere mente, corazón y manos, y a través de la educación a distancia ponemos sobre todo el acento en la mente, pero falta el corazón y las manos. Por último agregó: “es muy bello el trabajo que estamos haciendo junto a Scholas, justamente reconstruir el pacto educativo [...] Debemos trabajar en una educación de calidad, comprometida con la ciudadanía, con la paz, con la solidaridad y el medio ambiente”. 

Congo y Argentina 

En este sentido, desde la República Democrática del Congo, el académico Lazare Rukundwa Sebitereko, agregó que hoy debemos mirar otras formas alternativas de aprendizaje: “Nuestros sistemas educativos han confiado en la tecnología y la conexión a Internet como un privilegio para algunos. Sin embargo, ¿podríamos ver las formas tradicionales de aprendizaje por experiencia que han funcionado en el pasado de una manera más inclusiva?”

A lo cual el secretario Nacional de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Argentina, Dr. Jaime Perczyk, reflexionó sobre la importancia de capitalizar lo aprendido: “El desafío nuestro desde la educación es transformar en conocimiento, en una nueva educación, todo esto que estuvimos haciendo estos meses. No es que volvemos a la escuela, al viejo modelo que ya tenía problemas, en el cual los más pobres quedaban afuera [...] Estamos construyendo una idea de que todos tenemos que estar adentro, de que es posible conectarnos de otra manera, [...] poner en el centro a los chicos y a las chicas [...] Cuando volvamos a la escuela esto lo tenemos que poner en nuestro capital acumulado, en lo que aprendimos [...] en el centro de todas las discusiones científicas, filosóficas, académicas, políticas y pedagógicas. Agradezco el movimiento de Scholas y todo este debate.”

Pacto educativo 

Luego los participantes trabajaron en grupos reducidos en torno a los grandes dilemas y debates que han surgido recientemente y cómo a partir de ellos construir un nuevo pacto educativo entre docentes, alumnos y familia. 

El primer grupo profundizó en el problema de la evaluación y la acreditación de aprendizajes. En este sentido conversaron sobre la importancia de “repensar el sentido de la educación, preguntarnos qué tipo de ciudadanos queremos formar, modificar procesos de trabajo y diversificar la evaluación”. “En el corto plazo podemos flexibilizar priorizando a los que se han quedado atrás y en el mediano plazo, construir un sistema educativo que se centre en el sentido de la educación y en la persona”, explicaban. 

El grupo dos analizó la polémica del financiamiento de la educación en tiempos de pandemia, el dilema de las cuotas ante la ausencia de clases presenciales. Frente a esto los docentes coincidieron en que todos se han preparado “por horas, días y años, con responsabilidad, con juicio y distintos saberes”, para acompañar el aprendizaje, sea en vivo o en línea. También explicaron la importancia de sentirse apoyados y respaldados para continuar con su tarea.

Otro grupo profundizó en la inequidad y desigualdad educativa en tiempos de pandemia. Frente a esto los participantes postularon que la crisis ya existía antes de la llegada de la pandemia y manifestaron su deseo: “Queremos abrazar una opción por una educación desde los excluidos que articule saberes populares y académicos, con centralidad en la persona y familia fortalecida, pensando en clave global”.

Papel del docente como guía 

Mientras que otro grupo de participantes dialogó sobre el cuidado de los vínculos interpersonales entre docentes y estudiantes, y entre estudiantes entre sí. En este sentido los docentes explicaron que esta situación ha evidenciado el papel del docente como guía y gestor de las emociones en el aula. Del mismo modo explicaron que es necesario que en el proceso educativo se vuelva a educar en la emocionalidad y en la construcción de sentido alrededor de la vida, las experiencias y el mismo ser. 

Sobre el cierre el Dr. Gonzalo Sánchez Terán quien dirige los Cursos de Educación en Emergencias y de Asuntos Estratégicos en Asistencia Humanitaria, del Máster en Acción Humanitaria Internacional de Fordham University en Estados Unidos; explicaba que esta no es una crisis de hoy, es una crisis de ayer, que unos padecen más que otros.

Destacó que ya antes de que empezara la pandemia había 260 millones de chicos (niños migrantes, refugiados o desplazados) sin poder ir la escuela y volver a la normalidad es volver al drama. También agregó: “Esto que estamos viviendo hoy es una semilla extraordinaria, yo no había vivido esto nunca: gente interesada en educación de todo el mundo juntos hablando de estos temas”.

Por último, los co-fundadores de Scholas junto a Jorge Bergoglio, José María del Corral y Enrique Palmeyro,  agradecieron el interés y entusiasmo de los participantes de todas las universidades presentes y el trabajo que vienen realizando las Cátedras Scholas durante este tiempo de pandemia; recordando que ya Jorge Bergoglio había dicho veinte años antes que el pacto educativo estaba roto y que si queríamos cambiar el mundo deberíamos empezar por cambiar la educación.

Scholas Occurrentes es una organización Internacional de Derecho Pontificio presente en 190 países de los cinco continentes y que a través de su red integra a medio millón de escuelas y redes educativas. Su misión es lograr la integración de todos los alumnos del mundo a través de propuestas tecnológicas, deportivas y artísticas que promueven la educación desde la cultura del encuentro

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?