Vaticano

La Santa Sede no responde ante el rechazo del Papa al "besamanos": el vídeo ha dado la vuelta al mundo

Vaticanistas consideran que los responsables del Santuario de Loreto deberían haber advertido que a Francisco no le gusta que le besen el anillo

Papa Francisco no quiere que le besen el anillo.
photo_cameraPapa Francisco no quiere que le besen el anillo.

El Papa visitó el pasado 25 marzo el Santuario italiano de Loreto, centro importante de peregrinaciones. En esta visita pastoral, Francisco saludó a muchos enfermos y además, ejecutó un acto importante: tras la celebración de la misa, y sobre el altar frente a la imagen de la Virgen Negra de Loreto, firmó la Exhortación Apostólica Postsinodal en forma de Carta a los Jóvenes, como conclusión del Sínodo celebrado en el Vaticano el pasado mes de octubre.

Vive Cristo, esperanza nuestra” es el título del texto original en español, que se publicará más adelante. La firma de esta exhortación fuera del Vaticano, ha sido calificado por muchos como un acontecimiento histórico, resalta Vatican News. 

Sin embargo, la firma de la Carta a los Jóvenes no ha suscitado interés nada más que a los medios de información religiosa. En cambio, otro suceso que ocurrió en Loreto ha surcado fronteras dando la vuelta al mundo: un vídeo donde se ve al Papa Francisco impidiendo a un grupo de fieles que le besen el anillo. 

Todo el vídeo íntegro 

Vaticans News  emitió en directo toda la visita papal, de dos horas de duración. El besamanos comienza en el minuto 50.53 con el saludo de los frailes capuchinos. Al principio Francisco admite que los frailes, religiosas clarisas y personal del Santuario, le besen la mano y en ocasiones el anillo. 

El Papa estuvo casi ocho minutos sonriendo a todos los religiosos y personal que querían saludarle además de intercambiar algunas palabras. Casi todos ellos le besan las manos y algunos el anillo. Pero es a partir del minuto 1.00.59 cuando Francisco comienza a retirar la mano a los fieles que querían besarle. 

A partir de este minuto, es el resultado del vídeo-montaje que se ha elaborado y difundo por todo el mundo, - omitiendo los ocho minutos anteriores - lo que ha provocado reacciones de todo tipo, a favor y en contra. Muchas personas se han extrañado del comportamiento del Papa, rechazando de forma, en algunos casos, "brusca" a los fieles que le iban a besar la mano. 

Sin comentarios del Vaticano 

Religión Confidencial se puso en contacto con la Oficina de Prensa de la Santa Sede para recabar comentarios al respecto del polémico vídeo, pero no hubo respuesta. Tampoco se ha emitido ninguna nota desde la comunicación del Vaticano. 

Pocos vaticanistas se han molestado en explicar en sus perfiles de redes sociales el gesto del Francisco. Algunos de ellos, a los que ha consultado Religión Confidencial consideran que este no es un hecho nuevo para quien sigue de cerca a Francisco.

"Lo ha hecho muchas veces. En las audiencias generales estamos acostumbrados a ver que al Papa no le gusta que le besen el anillo. Desde luego algo pasó porque el Papa no es mal educado en absoluto", comentan. 

Fuentes cercanas al Vaticano consultadas por RC afirman también que la organización local debería haber avisado al grupo de fieles cómo se saluda al Papa para evitar situaciones como la que ha provocado la polémica. 

"El Papa está cambiando saludos de otras épocas"

Juan Della Torre, CEO de la agencia La Machi, que realiza los vídeos mensuales de Francisco para la Red Mundial de Oración del Papa, conoce personalmente a Francisco y, por lo tanto, su opinión garantiza fiabilidad. En declaraciones a este Confidencial y desde su punto de vista profesional y cercano al Santo Padre, el rechazo de Francisco a que le besen el anillo es un símbolo de una Iglesia al servicio de los demás, uno de los signos de este pontificado. 

"El Papa está resignificando algunos saludos protocolarios que son más propios de otras épocas, como este de besar el anillo papal, que antiguamente era un gesto de autoridad y quien lo besaba, se ponía al servicio de dicha autoridad. Hoy este tipo de saludos no se entienden. Con este gesto, Francisco pretende dejar claro que el Papa y los cardenales no son los príncipes de la Iglesia sino pastores, y que todos están para servir a Dios", explica Della Torre. 

Vea el vídeo desde el minuto 50.53 al 1.03.46

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?