Vaticano

Una respuesta del Papa Francisco sobre su presunto ‘comunismo’: “Eso dicen, pero no es verdad”

Un penitente se confesó con él, sin saber que era el Papa. La respuesta que le dio el pontífice le cambió el punto de vista de Francisco

Papa Francisco rezando el Ángelus.
photo_camera Papa Francisco rezando el Ángelus.

El Papa Francisco pidió el martes perdón por los pecados cometidos por "los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización", en una carta dirigidaMons. Rogelio Cabrera López, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, con motivo del del Bicentenario de la declaración de la Independencia de México. 

Esta declaración provocó sorpresa y disconformidad en algunos ámbitos de España  porque se entendió que criticaba la propia conquista española. Por su parte, Luis Argüello, secretario general de la Conferencia Episcopal Española, defendió al Papa Francisco de estas críticas e invitó a leer la carta entera en la que el Papa no pide perdón por la conquista española, sino por lo que no contribuyó a la evangelización. 

Desconcierto por algunas intervenciones de Francisco 

La figura del Papa Francisco, sus gestos desde que fue elegido, así como el contenido de algunas de sus intervenciones y documentos publicados, mantienen desconcertados a determinados sectores del catolicismo. Algunos le tachan de comunista o populista. 

Pue bien, el Papa Francisco ha respondido a lo que dicen de él. Lo que se cuenta a continuación tuvo como protagonista a un español, profesional destacado en el ámbito económico y estadístico, y ocurrió durante una visita a Roma que realizó en 2015.

En esa ocasión, el profesional tenía por costumbre acercarse un día, muy temprano, a la basílica de San Pedro, en torno a las seis de la mañana, para quedarse un rato dentro, generalmente a solas porque a esas horas no suele llegar nadie más.

Un sacerdote confesando en San Pedro

En un momento determinado, preguntó a una persona del servicio de seguridad si había algún sacerdote confesando. Le respondió que había uno. A la cuestión de si hablaba inglés, le contestó que no sabía. El protagonista, que maneja el inglés con fluidez, se acercó al confesonario que le habían indicado e inició la confesión en esa lengua.

El sacerdote debió de percatarse del acento hispánico del penitente, y le comentó que él hablaba castellano. El visitante apreció en esa persona un evidente acento argentino. Durante la conversación, el penitente comentó al sacerdote que le parecía que el Papa Francisco “era comunista”.

"¿No será usted el Papa?"

Al otro lado de la rejilla escuchó cómo el sacerdote se reía. Y contestaba: “Sí, eso dicen del Papa. Pero no es verdad”. El español exclamó, sorprendido: “¡No será usted!”. Y del otro lado llegó la respuesta: “Sí, hijo mío”.

El Papa no solamente no se lo tomó a mal, sino que le invitó a asistir a su misa de las 7:00 am. “Ir con el Papa a las 6,30 de la mañana, ¡atravesando la Basílica sin nadie… fue muy impresionante! Cambié mi punto de vista sobre él”. Fuente de Religión Confidencial: La persona que protagonizó dicho suceso. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?