Vaticano

Experta en nulidades sobre el discurso del Papa a la Rota Romana: “La verdad en una nulidad matrimonial, se vuelve liberadora”

Francisco inaugura el Año Judicial del Tribunal de la Rota e invita a que no falte la escucha y el corazón pastoral

Inauguración del Año Judicial del Tribunal de la Rota Romana  (Vatican Media).
photo_camera Inauguración del Año Judicial del Tribunal de la Rota Romana (Vatican Media).

El Papa Francisco se dirigió ayer al Tribunal de la Rota Romana con motivo de la inauguración del Año Judicial. En su discurso, Francisco subrayó que en el trabajo de este Tribunal nunca debe faltar "la comprensión hacia las personas que sufren el fracaso de su vida matrimonial", destaca Vatican News. 

Las palabras del Papa alienta a los jueces del Tribunal de la Rota a buscar "el rostro misericordioso de la Iglesia: un rostro maternal que se inclina sobre cada fiel para ayudarle a hacer la verdad sobre sí mismo, levantándole de sus derrotas y fatigas e invitándole a vivir plenamente la belleza del Evangelio".

En este año dedicado a la familia, Francisco invita a los miembros de la Rota Romana a  "reflexionar sobre la sinodalidad en los procesos de nulidad matrimonial". El trabajo sinodal, explica el Pontífice, no tiene una dimensión estrictamente procesal, sino que "debe ponerse en diálogo con la actividad judicial, para favorecer un replanteamiento más general de la importancia que la experiencia del proceso canónico tiene para la vida de los fieles que han experimentado un fracaso matrimonial".

Experta en nulidades 

Para ahondar más en este discurso, Religión Confidencial ha consultado con la especialista Rosa Corazón, columnista de RC y experta en Nulidades Matrimoniales ante Tribunales de la Iglesia en España, con un cuarto de siglo de experiencia y varios libros publicados sobre ello.

El Papa Francisco subraya en su discurso que "ya en la fase preliminar, cuando los fieles se encuentran en dificultades y buscan ayuda pastoral, no puede faltar el esfuerzo por descubrir la verdad de su unión, requisito indispensable para la curación de las heridas". 

"La realidad práctica es que, cuando empiezan las dificultades matrimoniales, los problemas, las primeras crisis, sí, y es lo aconsejable. Pero habitualmente, cuando se va a una nulidad matrimonial, ya no hay nada que hacer por salvar ese matrimonio, eso es lo corriente", explica la especialista. 

Aceptación de la sentencia definitiva 

El Santo Padre afirma también que Al presentar la posibilidad de nulidad, es necesario hacer reflexionar a los fieles sobre los motivos que les llevan a pedir la declaración de nulidad del consenso matrimonial, favoreciendo así una actitud de aceptación de la sentencia definitiva, aunque no se corresponda con sus propias convicciones.

Al respecto, Rosa Corazón afirma: "Tengo experiencia del beneficio que supone para el alma y para la vida de la persona que acude a una nulidad matrimonial. Una sentencia afirmativa, es una ventana abierta para poder enmendar la vida y acercarse a Dios y a la Iglesia. He llevado la nulidad de tantas personas que me dicen: lo que daría por poder comulgar... Ir a una nulidad matrimonial es cuestión de conciencia". 

Para la experta, una nulidad matrimonial puede ser, un proceso sanador de una vida con errores y habitualmente con mucho dolor. El Papa Francisco está lleno de humanidad e intenta transmitirla a su alrededor", señala. 

Para la abogada, muchas personas experimentan una curación de heridas personales, y, aunque el proceso es doloroso, les ayuda a pasar página de verdad a perdonar y comprender. Incluso en ocasiones, mejora la cordialidad con el padre/madre de sus hijos. 

Los hijos son matrimoniales 

"Tras una nulidad matrimonial, los hijos no sufren perjuicio, son hijos matrimoniales y ambos padres están obligados a atenderlos, alimentarlos, educarlos, etc. La declaración de nulidad no cambia nada respecto a ellos", señala Corazón. 

El discurso del Papa, lleno de humanidad, es esperanzador. Lo cierto es que muchas personas han experimentado frialdad por parte de la Iglesia en un proceso de nulidad. Para la abogada canónica, esto depende del profesional que te toque. "Yo animaría a tener muy buena conexión con el abogado/a porque es muy importante". 

Rosa Corazón destaca algunos aspectos de este discurso del Papa a la Rota en este 2022: - La verdad. en una nulidad matrimonial, se vuelve liberadora. Es cierto. 

- El Papa habla de aceptar la sentencia; pero eso no obsta para que, la persona que se considera perjudicada por el fallo, tenga derecho a apelar.

- El consentimiento matrimonial válido es el hecho irrevocable en el que se funda el matrimonio, afirma rotundamente el Papa. Y aquí destacaría el beneficio del Código de Derecho Canónico vigente, fruto del Concilio Vaticano II, que contempla la necesidad de un consentimiento matrimonial con el debido conocimiento, discernimiento, sopesado, deliberado, voluntario y libre y con capacidad para contraer.

"Me parece algo muy simpático lo que dice al final el Papa al juez: no te olvides de orar. Lo primero que tienes que hacer es orar. La oración es necesaria para que el Señor esté cerca de ti y para conocer el corazón del Señor. Y con la simpatía de un padre experimentado, afirma que los jueces tienen que rezar el doble o el triple de más y pide, como siempre, que recemos por él", concluye Rosa Corazón. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes