Vaticano

El Papa nombra a la primera mujer como subsecretaria de Relaciones Exteriores del Vaticano

Francesca Di Giovanni espera que las mujeres sean incluidas plenamente en los procesos de toma de decisiones de la Santa Sede

Francesca Di Giovanni
photo_cameraFrancesca Di Giovanni

El Papa Francisco ha nombrado a Francesca Di Giovanni, una antigua funcionaria de la Santa Sede, como subsecretaria en la oficina del Ministerio de Relaciones Exteriores del Vaticano, convirtiéndola en la primera mujer en ocupar un puesto directivo en la Secretaría de Estado del Vaticano.

Di Giovanni encabezará el sector multilateral, que se ocupa de las organizaciones intergubernamentales y los tratados multilaterales, informa CNS. 

Con el nuevo nombramiento, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Vaticano, dirigido por el arzobispo Paul J. Gallagher, tendrá dos subsecretarias. Di Giovanni servirá como subsecretario junto a Mons. Miroslaw Wachowski, quien continuará trabajando en el área de la diplomacia bilateral.

A la altura del Santo Padre

En una entrevista a Vatican News publicada poco después del anuncio, Di Giovanni dijo que había sido necesario un subsecretario para el sector multilateral, pero "sinceramente nunca hubiera pensado que el Santo Padre me hubiera confiado este papel".

"Es un papel nuevo y trataré de hacer lo mejor que pueda para estar a la altura de la confianza del Santo Padre, pero espero no hacerlo sola. Me gustaría contar con la armonía que ha caracterizado a nuestro grupo de trabajo hasta ahora", ha afirmado. 

Nacida en Palermo, Di Giovanni obtuvo una licenciatura en derecho y comenzó a trabajar como oficial en la Sección de Relaciones con los Estados en 1993, centrando su trabajo en temas como migrantes y refugiados, derecho internacional humanitario, comunicaciones, derecho internacional privado, derecho de las mujeres, propiedad intelectual y turismo. 

Decisión sin precedentes 

Si bien reconoció que su nombramiento fue "una decisión sin precedentes" del Papa Francisco que "representa una especial atención hacia las mujeres", Di Giovanni dijo que sus nuevas responsabilidades estaban relacionadas con su trabajo "más que con el hecho de ser mujer".

Como la primera mujer en ocupar un puesto directivo en la Secretaría de Estado del Vaticano, Di Giovanni afirmó que espera que su papel "contribuya a la realización de la visión del Santo Padre" de que las mujeres "se incluyan plenamente en los procesos de toma de decisiones".

"Una mujer puede tener ciertas aptitudes para encontrar puntos en común, curar las relaciones con la unidad de corazón", dijo. "Espero que mi ser mujer se refleje positivamente en esta tarea, incluso si son regalos que ciertamente también encuentro en mis colegas masculinos".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable