Vaticano

El nuevo obispo de Wuhan, consagrado bajo los términos del acuerdo entre el Vaticano y China

El prelado Francis Cui Qingqi, de 57 años, es una franciscano que está cerca del gobierno chino

La ordenación episcopal de Francis Cui Qingqi en Wuhan, China, el 8 de septiembre de 2021. (www.chinacatholic.cn)
photo_camera La ordenación episcopal de Francis Cui Qingqi en Wuhan, China, el 8 de septiembre de 2021. (www.chinacatholic.cn)

Un nuevo obispo de Wuhan, China, ha sido ordenado bajo los términos del acuerdo Vaticano-China. El obispo Francis Cui Qingqi, de 57 años, es el sexto obispo consagrado en China desde que la Santa Sede firmó un acuerdo provisional con el gobierno chino en septiembre de 2018. 

Según el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, el Papa Francisco nombró a Cui obispo de la Diócesis de Hankou / Wuhan el 23 de junio y su ordenación episcopal tuvo lugar el 8 de septiembre en Wuhan, la ciudad donde se informaron los primeros casos de COVID-19.

El obispo recién ordenado es un franciscano que se dice que está cerca del gobierno chino.

Sin obispo durante los últimos 14 años 

La diócesis de Wuhan ha estado sin obispo durante los últimos 14 años, con el P. Cui llenando el vacío en un puesto de liderazgo no oficial desde 2012. 

Después de estudiar en Beijing, el p. Cui fue nombrado por las autoridades provinciales del Partido Comunista Chino (PCCh) para encabezar un "comité de gestión" de cinco miembros para supervisar la diócesis de Wuhan hace nueve años, según un informe de 2012 del periódico italiano La Stampa, recoge Ángelus News. 

Cui fue nombrado subsecretario de la conferencia de obispos aprobada por el estado en 2016 y se convirtió en presidente de la Asociación Patriótica Católica de Hubei en enero de 2018.

Nació en la provincia de Shanxi en 1964, 15 años después de la Revolución Comunista China, y fue ordenado sacerdote en 1991 a la edad de 27 años.

En octubre de 2020, el Vaticano y China renovaron  su acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos por otros dos años. Los términos del acuerdo no se han hecho públicos.

Cuarto obispo 

El obispo Cui es el cuarto obispo en ser consagrado desde la renovación del acuerdo. En julio, el Vaticano anunció la ordenación  de Anthony Li Hui como obispo coadjutor de la Diócesis de Pingliang.

P. Bernardo Cervellera, ex editor en jefe de AsiaNews, dijo a CNA en una  entrevista  el mes pasado: “Por lo que he visto, obispos que han sido nominado y ordenados todos son presidente o secretario de la Asociación Patriótica. Esto significa que están muy cerca del gobierno”.

La Iglesia católica necesita alrededor de 40 obispos más en China, según Cervellera.

El primer "obispo patriótico" nombrado sin la aprobación del Vaticano por el gobierno comunista en China en 1958 era de Wuhan.

Dong Guangqing, quien murió en 2007, fue presidente de la Asociación Patriótica Católica de Wuhan y vicepresidente del Comité Administrativo Nacional de la Iglesia Católica China.

Diócesis de Wuhan

La propia Diócesis de Wuhan fue creada de forma autónoma por las autoridades comunistas al fusionar tres históricas diócesis católicas: Hankou, Hanyang y Wuchang.

La ordenación episcopal del obispo Cui tuvo lugar en la Catedral de San José, originalmente la sede de la diócesis de Hankou, en la ciudad de Wuhan.

La ciudad de 11 millones de personas fue evangelizada por misioneros católicos que fundaron hospitales católicos en la ciudad, incluido lo que ahora se llama Hospital Central de Wuhan, donde murió el denunciante del coronavirus, el Dr. Li Wenliang.

Primer santo canonizado en China 

El primer santo canonizado de China fue martirizado  por asfixia en una cruz en Wuhan. San Juan Gabriel Perboyre, un sacerdote misionero vicentino de Francia, fue traicionado por uno de sus catecúmenos por dinero, atado con cadenas, torturado, atado a una cruz de madera y estrangulado hasta la muerte en 1840.

Santa Teresa de Lisieux tenía una devoción especial por Perboyre y guardaba una tarjeta sagrada dedicada a él en su libro de oraciones personal. Perboyre fue beatificado en 1889 por el Papa León XIII y  canonizado  por San Juan Pablo II en 1996.

“No sé qué me espera en el camino que se abre ante mí: sin duda la cruz, que es el pan de cada día del misionero”, escribió el santo en una carta durante su viaje a Wuhan.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable