Vaticano

El irresistible ascenso de la Comunidad de San Egidio

El nombramiento de Matteo Bruni como director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede es sólo la última de las manifestaciones de confianza que Francisco ha puesto en este movimiento

El Papa con Andrea Ricardi.
photo_cameraEl Papa con Andrea Ricardi.

El nombramiento de Matteo Bruni como director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede es sólo la última de las manifestaciones de confianza que Francisco ha puesto en la Comunidad de San Egido. Algunas otras personalidades pertenecientes a San Egido y que ocupan puestos relevantes son el arzobispo de Bolonia, Matteo María Zuppi, y mons. Vicenzo Plagia, uno de los fundadores de la Comunidad, informa La Nuova. 

El nuevo director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en su primera entrevista con Roberto Piermarini, ha recordado su pertenencia a la Comunidad de San Egidio. Su reciente nombramiento es sólo la última demostración de confianza que Francisco ha reservado a "la Onu del Trastevere" como así denominan a este movimiento laico de inspiración cristiana. 

Por otro lado, el aprecio de Bergoglio a este movimiento viene de antes de su elección al papado, y se remonta a los años argentinos. Por ejemplo, el entonces arzobispo de Buenos Aires, celebró una misa en la catedral por el cuadragésimo aniversario de San Egidio, el 6 de septiembre de 2008. 

En esa ocasión, el futuro pontífice tuvo palabras de cariño para la comunidad: "Para un cristiano", dijo Bergoglio en su homilía, "el progreso no es escalar lugares, tener una buena reputación, ser considerado, para que un cristiano progrese debe rebajarse en esta tarea de ser mediador". Sin embargo, esto no ha impedido que las principales personalidades del movimiento estén ocupando puestos cada vez más prestigiosos dentro de la Iglesia Católica en los últimos años, destaca el medio italiano. 

El actual arzobispo de Bolonia, monseñor Mateo Zuppi, por ejemplo, fue el primer pastor asistente y luego párroco de la basílica de Santa María en Trastevere, la sociedad matriz y sede de la comunidad fundada por Andrea Riccardi.

En 2015, Francisco le eligió como sucesor del cardenal Caffara como arzobispo de Bolonia y pudo transmitir en la diócesis la idea de "la Iglesia en salida y para los pobres". mensaje también compartido por San Egidio. 

Además, el obispo Vincenzo Paglia, primer capellán e impulsor de San Egido, es uno de los actuales hombres de Bergoglio, nombrándole Gran Canciller del Pontificio Instituto "Juan Pablo II" para Estudios sobre el matrimonio y la familia y otorgándole plenos poderes dentro de ella. 

Comidas con los pobres 

Francisco ha tenido en cuenta en su pontificado el modelo de San Egidio. Por ejemplo, con la difusión en todas las diócesis de comidas habituales para los pobres, o las manifestaciones del Santo Padre en favor de los corredores humanitarios, iniciativa llevada a cabo por el movimiento fundado por Riccardi e indicada por el Papa como la solución más eficaz frente al problema de la migración.

El nombramiento de un laico de San Egidio como Matteo Bruni en el papel crucial de portavoz del Papa, así como las muchas audiencias concedidas en al Vaticano al fundador Riccardi y el nombramiento de la Congregación Pontificio para los Laicos, de la Familia y la Vida de presidente Marco Impagliazzo, son una prueba más del aprecio de Bergoglio a esta comunidad y muestra "el estilo de un apostolado favorito", de una comunidad fundada hace 51 años en Roma. 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable