Vaticano

Presidentes del camino sinodal alemán critican al Vaticano por su advertencia: no pueden cambiar la doctrina

La Santa Sede interviene en el proceso de la Iglesia alemana y afirma que no tienen poder de obligar a adoptar nuevos enfoques de la doctrina y la moral

Monseñor Georg Bätzing e Irme Stetter-Karp.
photo_camera Monseñor Georg Bätzing e Irme Stetter-Karp.

La comunidad católica internacional lo estaba pidiendo a gritos. La carta que escribió el Papa Francisco en junio de 2019 a la Iglesia Católica alemana, al parecer, no había dado frutos. Ahora, la Santa Sede interviene en el “Camino sinodal” alemán con una declaración publicada a primera hora de la tarde del jueves 21 de julio, informa Vatican News. 

"Con el fin de proteger la libertad del Pueblo de Dios y el ejercicio del ministerio episcopal, parece necesario dejar claro que el ‘Camino sinodal’ en Alemania no tiene el poder de obligar a los obispos y a los fieles a adoptar nuevas formas de gobierno y nuevos enfoques de la doctrina y la moral. No sería admisible iniciar nuevas estructuras o doctrinas oficiales en las diócesis, antes de un concordato a nivel de la Iglesia universal, lo que representaría una herida a la comunión eclesial y una amenaza a la unidad de la Iglesia", encabeza la declaración. 

No a la ordenación de mujeres sacerdotes 

Entre estos cambios que pide el camino sinodal alemán se encuentra la ordenación de mujeres al sacerdocio y la bendición de parejas homosexuales, incluso una actualización de la moral sexual de la Iglesia acorde con los tiempos. 

Un número alto de sacerdotes, laicos incluso obispos alemanes están a favor de estos cambios. Sin embargo, como publicaba Religión Confidencial hace unos días, Stefan Oster, el obispo más joven de Alemania, argumentaba por qué las mujeres no pueden ser sacerdotes, a riesgo de caer en un cisma. 

Comunión con todo el cuerpo de la Iglesia 

El comunicado cita las palabras del Papa Francisco en su Carta al Pueblo de Dios que peregrina en Alemania: "La Iglesia universal vive en y de las Iglesias particulares, así como las Iglesias particulares viven y florecen en y de la Iglesia universal, y si se separan de todo el cuerpo eclesial, se debilitan, se pudren y mueren. De ahí la necesidad de mantener siempre viva y eficaz la comunión con todo el cuerpo de la Iglesia".

"Por ello, se espera que las propuestas del Camino de las Iglesias particulares en Alemania confluyan en el camino sinodal que sigue la Iglesia universal, para un enriquecimiento mutuo y un testimonio de esa unidad con la que el cuerpo de la Iglesia manifiesta su fidelidad a Cristo el Señor",  concluye la declaración. 

Críticas de los presidentes del camino sinodal 

Inmediatamente, los presidentes del Camino Sinodal han reaccionado:  Monseñor Georg Bätzing e Irme Stetter-Karp, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y presidenta del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK) respectivamente estaban "sorprendidos" e "irritados" por la comunicación del Vaticano y rechazan las críticas al proceso, informa el portal de la Iglesia de Alemania. 

Bätzing y Stetter-Karp también rechazaron el contenido de la declaración de la Santa Sede: "Nunca nos cansamos de enfatizar que la Iglesia en Alemania no seguirá un 'camino especial alemán'. Sin embargo, vemos que es nuestro deber establecer claramente dónde están los cambios". necesario desde nuestro punto de vista. Y sentimos que los problemas y cuestiones que hemos identificado son similares en todo el mundo". 

Señalan así mismo que el el reglamento y los estatutos del camino sinodal se formula “la comunicación con la Santa Sede que creemos necesaria y que queremos”, y aclaran que el Nuncio Apostólico en Alemania está invitado a participar en el proceso de reforma de manera permanente y observadora

La próxima asamblea sinodal será a principios de septiembre para retomar y discutir las preocupaciones de la Santa Sede. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?