Vaticano

Explican las claves de la dimisión del cardenal Becciu: “Ya nadie es intocable en el Vaticano”

El director de la agencia Rome Reports detalla, en un encuentro online, alguno hechos relevantes sobre el caso Becciu

Cardenal Angelo Becciu
photo_cameraCardenal Angelo Becciu

La agencia internacional de noticias especializada en la cobertura informativa del Papa, Roma y el Vaticano, Rome Reports, organizó ayer un encuentro online con el título:  "Entender la dimisión del cardenal Angelo Becciu y las finanzas del Vaticano". 

En este encuentro, liderado por el director de la agencia, Javier Martínez-Brocal junto al Consejero Delegado, Antonio Olivié, se explicaron algunas claves sobre la dimisión del que fuera hasta el 24 de septiembre Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Ninguna explicación de la Santa Sede

En primer lugar, extraña que, hasta el momento, la Santa Sede no haya explicado los motivos de tal decisión tomada directamente por el Papa Francisco, salvo un escueto comunicado. 

También resulta sorprendente que, al día siguiente de la dimisión, el cardenal Becciu convocara una rueda de prensa a los medios en una residencia de religiosas y apareciera solo en dicha convocatoria. 

Filtraciones 

Otro de los hechos que explicaron en el encuentro es la investigación realizada por la revista italiana  L'Espresso, (tras una filtración) según la cual, el cardenal Becciu habría maniobrado con fines opacos en la gestión del Óbolo de San Pedro, el fondo que recoge los donativos de los fieles para las obras de caridad del Papa. Además le acusa de haber transferido dinero hasta la cooperativa Spes, cuyo representante legal es su hermano, Tonino Becciu, pero "en ningún momento le acusa al cardenal de haber robado, ni de haberse enriquecido", recalcó el director de Rome Reports. 

Se desconoce quién o quiénes han filtrado esa información a dicha revista. 

Durante la rueda de prensa, un periodista le preguntó a Becciu si no le parecería que al favorecer a alguno de sus hermanos para que realizara una determinada operación o trabajo con fondos del Vaticano, se incurría en un tráfico de intereses y un posible delito de corrupción. A esta pregunta, el cardenal admitió que todo estaba informado y que probaría esas operaciones. 

"Me han tratado como un pedófilo"

"Me han tratado como un pedófilo", ha comentado en alguna ocasión Becciu. 

Otra de las claves para entender esta dimisión, como indicó Martínez-Brocal, es que después de que se conociera la noticia de la renuncia de Becciu, el cardenal australiano George Pell, quien una vez encabezó la propuesta del Papa por una reforma financiera como jefe de la Secretaría de Economía del Vaticano y que fue recientemente absuelto de las acusaciones de abuso sexual infantil, emitió un comunicado alabando la decisión del Papa Francisco.

Se da la circunstancia de que Benedicto XVI nombró a Becciu Sustituto para Asuntos Generales de Secretaría de Estado. Por debajo sólo de Tarcisio Bertone y el Papa. Por lo tanto, fue el número tres del Vaticano, el encargado de asuntos internos. Por ejemplo, pasó a ser el supervisor de todos los departamentos internos y era quien disponía de los fondos reservados del Vaticano, unos 700 millones de euros. Entre esos fondos circulan cada año los donativos del Óbolo de San Pedro. Durante aquella época afrontó varias situaciones inéditas.

En 2018 Francisco lo nombró cardenal, le retiró de Sustituto y le nombró prefecto para la Congregación para las Causas de los Santos.  Una circunstancia que algunos califican como una estrategia pensada del Papa Francisco. 

El Vaticano ficha a un nuevo promotor de Justicia 

Aunque algunos de los colaboradores de Becciu están siendo investigados, de momento no han abierto un proceso en el Vaticano contra el cardenal Becciu. "El Papa dice: el diablo entra por el dinero. Francisco es muy inteligente y para que haya tomado esta decisión, ha tenido que estar muy seguro y tener mucha información ", se comentó también durante el encuentro de Rome Reports. 

Para resolver este asunto y otros similares, el Vaticano ha fichado al abogado italiano, Gianluca Perone como promotor de justicia del Vaticano para los delitos comerciales tras los escándalos financieros de la Santa Sede, como por ejemplo, el caso de la compra opaca de un edificio de lujo en Londres, asunto principal que ha salpicado y forzado la dimisión de Angelo Becciu. Al renunciar como cardenal, Becciu podrá ser juzgado, si procede, por los magistrados del Vaticano. 

"La lectura final que hago: ya nadie es intocable en el Vaticano, nadie puede hacer lo que quiera aunque sea con buenas intenciones. La transparencia en la Santa Sede se está consiguiendo. La dimisión de Becciu entra dentro de la reforma vaticana", concluyó el director de Rome Reports. 



.
 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?