Vaticano

Un diplomático israelí admite que el rescate de miles de judíos no podría haber ocurrido sin la supervisión de la Santa Sede

El embajador de Israel ante la Santa Sede e historiador Mordechay Lewy ha reconocido que la salvación de miles de judíos en Roma, acogidos en monasterios y orfanatos al cuidado de las órdenes religiosas, fue llevada a cabo “bajo la supervisión de las altas esferas del Vaticano”. Según Lewy, la Iglesia prestó ayuda siempre que pudo.

Sus palabras, pronunciadas con ocasión de la entrega de la medalla de "Justo entre las naciones" al sacerdote Gaetano Piccinini, suponen un avance significativo para esclarecer la verdad histórica sobre la Iglesia, Pío XII y los judíos.

Lewy ha declarado que “no sólo no es cierto que la Iglesia católica y sus instituciones se opusieran a la salvación de los judíos, sino que lo cierto es más bien lo contrario: prestaron ayuda siempre que pudieron”.

También ha reconocido que “el convoy que salió el 18 de octubre de 1943 fue el único que los nazis consiguieron organizar de Roma hacia Auschwitz”. Sobre la figura de Pío XII, Lewy considera que “el judaísmo no es monolítico y hay opiniones distintas a nivel histórico”.

Según minuciosos y recientes estudios publicados por la historiadora Gracia Loparco, más de 500 casas religiosas masculinas y femeninas de toda Italia escondieron judíos en su interior para evitar que fueran enviados a campos de concentración. Sólo en Roma, al menos 290 casas religiosas acogieron durante meses a casi 4.500 judíos.

En la imagen, Mordechay Lewy junto al Papa el día que hizo entrega de sus cartas credenciales como embajador ante la Santa Sede (12-5-2008).

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable