Vaticano

Benedicto XVI escribe al cardenal Rouco recordando la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011

"Una Iglesia en la que tantos jóvenes se reúnen alegres en torno al Señor, no tiene nada que temer respecto a su futuro", afirma el Papa emérito

Antonio María Rouco Varela, con Benedicto XVI.
photo_camera Antonio María Rouco Varela, con Benedicto XVI.

Benedicto XVI no ha dejado pasar la oportunidad de dejar por escrito un breve pensamiento en torno al reciente aniversario de la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid en 2011. 

Recordando aquellas fechas señala que “una Iglesia en la que tantos jóvenes se reúnen alegres en torno al Señor, no tiene nada que temer respecto a su futuro, aun cuando sobrevenga un chaparrón que intente disgregarlo todo”. Palabras que deben ser meditadas detenidamente.

Décimo aniversario 

En una carta que el Papa emérito ha escrito al arzobispo de Madrid recuerda la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, de la que ahora se cumple 10 años. Benedicto XVI ha autorizado a que esta carta se haga pública.

Benedicto XVI agradece al cardenal la felicitación que le envío con motivo de los setenta años de sacerdote. Y también el envío que le hizo el cardenal Rouco de los vídeos conmemorativos de la Jornada.

 Vídeos que el Papa emérito confiesa haber visto cada domingo durante el mes de agosto, “entusiasmados por el arte fotográfico con el que recogen todos los detalles de aquellos días, que de este modo pueden convertirse en una experiencia duradera”.   

La misiva, fechada en la Ciudad del Vaticano el 10 de agosto de 2021, está encabezada por el saludo “Eminencia, querido hermano”.

Oportuno mensaje 

La referencia a que “una Iglesia en la que tantos jóvenes se reúnen alegres en torno al Señor no tiene nada que temer respecto a su futuro, aun cuando sobrevenga un chaparrón que intente disgregarlo todo” es, sin duda, un oportuno mensaje.

El cuerpo íntegro del texto de la carta dice así:

“¡Gracias de corazón por tus buenos deseos con motivo de los setenta años de mi ordenación sacerdotal! Con tu carta me ha llegado también una colección de videos en los que se puede ver todo el desarrollo de la Jornada Mundial de la Juventud de 2011 en Madrid. Cada domingo vemos uno de ellos, entusiasmados por el arte fotográfico con el que recogen todos los detalles de aquellos días, que de este modo pueden convertirse en una experiencia duradera. Una Iglesia en la que tantos jóvenes se reúnen alegres en torno al Señor no tiene nada que temer respecto a su futuro, aun cuando sobrevenga un chaparrón que intente disgregarlo todo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?