Vaticano

La audiencia de Francisco a Rouco abre un curso eclesial escenario de importantes nombramientos

El día 19 viaja a Roma la cúpula de Conferencia Episcopal con la opción de una visita del Papa a España en la cartera

El Papa Francisco y el cardenal Rouco en una imagen de archivo.
photo_cameraEl Papa Francisco y el cardenal Rouco en una imagen de archivo.

El nuevo curso para la Iglesia en España, en estos tiempos de pandemia, no ha  comenzado en estos días en Madrid, sino en Roma.

Cuando ayer el Papa Francisco recibió al arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco, en una audiencia que se está haciendo habitual en los últimos otoños, además de los temas personales, se habrán refrescado algunas de las cuestiones que afectan a la Iglesia universal y a España.

El Papa ha recibido al cardenal Rouco Varela tres veces desde que éste dejó de ser arzobispo de Madrid. Pese a algunas informaciones periodísticas y eclesiales, el Papa Francisco manifiesta un afecto de antiguo por el purpurado español.

Visita de la cúpula de la CEE

La visita privada del arzobispo emérito de Madrid se ha producido a los pocos días de que se celebre, el próximo 19 de septiembre, la de la cúpula de la Conferencia Episcopal Española, que recorrerá los mismos pasillos para encontrarse con el Papa.

A este encuentro asistirán el presidente de la CEE, cardenal Juan José Omella;  el vicepresidente, cardenal Carlos Osoro; y el obispo secretario, monseñor Luis Argüello.

En ocasiones pasadas, a esta audiencia de inicio de mandato en la Conferencia Episcopal había asistido el Comité Ejecutivo en pleno.

Hasta hace poco se barajó esa posibilidad para esta ocasión, dado el cambio en nombres de sus componentes como resultado de las últimas elecciones, pero a última hora se ha descartado que vayan a Roma los miembros de este organismo.

Una visita a España

El encuentro precedente de la cúpula de la Conferencia Episcopal Española con el Papa Francisco tuvo lugar en el mes de mayo de 2017, cuando el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, fue elegido también presidente de la CEE.

Aquel día, Blázquez estuvo acompañado por el vicepresidente, el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, tras ser elegidos en la Asamblea Plenaria. Además, asistió el entonces secretario general, José María Gil Tamayo, ahora obispo de Ávila.

En la perspectiva de los encuentros que el Ejecutivo mantendrá con el Papa y con la Secretaría de Estado, no se descarta que aparezca la posibilidad de una visita del Papa a España, cuando la agenda marcada por la pandemia la haga posible.

Relaciones con el Gobierno Sánchez

También estarán presentes las relaciones con el Gobierno de Pedro Sánchez y su agenda de implantar algunas legislaciones contrarias a la doctrina de la Iglesia, como ahora ocurre con el proyecto de ley de eutanasia, a debate en el Congreso de los Diputados.

Igualmente figuran otros temas polemizados en la opinión pública, como las inmatriculaciones  de los bienes de la Iglesia y los requisitos fiscales.

Pero en el trasfondo de este inicio de curso está el conjunto de provisiones que la Santa Sede debe hacer en este nuevo tiempo en numerosas diócesis españolas.

Cambios en Almería, Ciudad Rodrigo…

A la inminente renovación en Almería, cuestión que está marcando la agenda eclesial de estos días por la singularidad del caso, se suman Ciudad Rodrigo, Zamora, Coria-Cáceres, Jerez e Ibiza.

En este momento tienen presentada las preceptiva renuncia por edad los obispos de Valladolid, Zaragoza, Burgos, Tarazona, León y Madrid.

En los próximos meses presentan la renuncia los arzobispos de Sevilla, Valencia y el obispo ignoto de Salamanca. En el 2021, cumplirán 75 años los de Jaén, Orihuela-Alicante, Barcelona, Gerona, Santiago de Compostela, Sigüenza-Guadalajara, Almería –previsiblemente habrá movimientos antes- y uno de los muchos auxiliares de Valencia.

El Nuncio, informado

Quizá cuando el Ejecutivo llegue a Roma ya se habrán resuelto las incógnitas de Zaragoza, León y alguna otra diócesis.

Según fuentes eclesiásticas, lo que está claro es que, aunque el Nuncio en España, monseñor Bernardito Cleopas Auza, no participe en ninguna de estas reuniones en Roma, estará informado al minuto de los asuntos principales tratados.

Monseñor Auza está acreditando que no es sensible a los intentos de quienes necesitan dividir el mundo entre “amigos” y “enemigos”, quizá para justificar determinadas acciones y actitudes.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable