Vaticano

Así explica el Vaticano el histórico acuerdo entre la Santa Sede y China

Cardenal Parolin: "Por primera vez, hoy, todos los obispos en China están en comunión con el Santo Padre, con el Papa, con el Sucesor de Pedro"

Católicos rezan ante la Basílica de Nuestra Señora de Sheshan en Shanghai
photo_cameraCatólicos rezan ante la Basílica de Nuestra Señora de Sheshan en Shanghai

Aunque la oficina de Prensa de la Santa Sede emitió ayer un breve comunicado anunciando un acuerdo provisional entre la Santa Sede y la República Popular China comunista que se refiere al nombramiento de obispos, la agencia de noticias del Vaticano, Vatican News, publicaba varias informaciones para aclarar algunos puntos de este acuerdo. 

Cabe recordar el problema fundamental y división en China respecto a esta cuestión. Por una parte, el país comunista controlaba el nombramiento de obispos a través de Asociación Patriótica Católica China, una organización creada con el apoyo de la Oficina de Asuntos Religiosos de la República popular en 1957, con el objetivo de controlar las actividades de los católicos en China.

Se la conoce como la "Iglesia oficial" que estaba en contraposición con la "Iglesia clandestina" formada por el clero y los fieles que han mantenido todos estos años fidelidad al Papa, a pesar de las prohibiciones y torturas. 

Esta es una de las razones por las que algunos prelados de la Iglesia clandestina critican este acuerdo y se oponen a toda concesión al gobierno chino. 

Evaluaciones periódicas 

Según la Santa Sede, este Acuerdo Provisional "es fruto de un acercamiento gradual y recíproco, se estipula después de un largo proceso de delicadas negociaciones y prevé evaluaciones periódicas sobre su implementación. Trata del nombramiento de los obispos, una cuestión de gran importancia para la vida de la Iglesia, y crea las condiciones para una colaboración más amplia a nivel bilateral". 

Como condición, algunas fuentes apuntan que el Vaticano deberá suprimir antes sus relaciones diplomáticas con Taiwán. 

El cardenal Pietro Parolín, Secretario de Estado de la Santa Sede, por su parte, ha emitido unas declaraciones explicando algunos puntos de este acuerdo, en un vídeo difundido por Vatican News. 

Entre otros puntos explica que la firma de un Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular China sobre el nombramiento de Obispos es un acontecimiento de especial importancia para la vida de la Iglesia católica en China, para el diálogo entre la Santa Sede y las Autoridades civiles de aquel país, y también para la consolidación de la paz, del entendimiento entre los pueblos, en estos momentos de grandes, fuertes tensiones internacionales".

Señala también que el objetivo de la Santa Sede es un "objetivo pastoral, es decir, es ayudar a las iglesias locales para que gocen de condiciones de mayor libertad, de mayor autonomía, de una posiblidad de una mejor organización, y así se dediquen al anuncio del Evangelio". 

Todos, con el Santo Padre 

La noticia esperada por todos es que, según el cardenal Parolín, "Por primera vez, hoy, todos los Obispos en China están en comunión con el Santo Padre, con el Papa, con el Sucesor de Pedro. Y el Papa Francisco, como sus immediatos predecesores, mira con particular atención y con un especial cuidado al pueblo chino".

Objetivo Pastoral y no político 

Entre las informaciones que publica Vatican News, destaca una titulada "Dar un nuevo impulso a la evangelización" que tiene un marcado interés en remarcar que el "objetivo de la Santa Sede en su diálogo con la República Popular China es pastoral y no política. Los católicos son así apoyados en la reconciliación y normalización de su vida de fe". 

Además explica algunos términos por los que se ha llegado a este acuerdo: "La Santa Sede y las autoridades de la República Popular China han continuado hablando, han seguido reuniéndose regularmente con un espíritu de confianza y de diálogo para buscar soluciones: la confianza ha crecido gradualmente y han decaído algunos prejuicios y preconceptos. Esto ha permitido llegar a un Acuerdo sobre un asunto de gran importancia, a saber, el nombramiento de los Obispos".

El director del L’Osservatore Romano

Por su parte, el director de “L’Osservatore Romano”, Giovanni Maria Vian,  recorre en el día del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y Pekín, la historia y las perspectivas del cristianismo en China.

En un artículo publicado por Vatican News explica: "El acuerdo estaba anunciado y, aunque previsiblemente no cesarán interpretaciones encontradas y opuestas, la noticia es muy positiva e inmediatamente ha dado la vuelta al mundo. El Pontífice reconoce además la plena comunión a los últimos obispos chinos ordenados sin el mandato pontificio, con el intento evidente de asegurar un desarrollo normal de la vida cotidiana de muchas comunidades católicas. Como también confirma el procedimiento simultáneo que erige al norte de la capital una nueva diócesis, la primera después de más de setenta años". 

Dos siglos de relaciones 

Asimismo, el Vaticano explica los dos siglos de relaciones entre China y la Santa Sede: la primera guerra del opio (1839-1842), las relaciones amistosas que intentó establecer el papa León XIII por en 1886, la explosión xenófoba de la revolución de los Boxer Rebellion, durante la cual unos treinta mil católicos fueron asesinados en 1900, las misiones de Benedicto XV tras la constitución de la República China en 1912, las negociaciones de Pío XI, los años difíciles tras la Segunda Guerra Mundial y Pío XII, los puntos de Juan XXIII, el Concilio y Pablo VI, los primeros signos de apertura de Juan Pablo II, hasta Benedicto XVI y Francisco. 

No más decisiones unilaterales 

Por su parte, Vatican Insider explica en qué consiste este acuerdo provisional, entre las que destaca que a partir de ahora, El acuerdo provisional se limita a definir los términos de la legitimación canónica de los 7 obispos que fueron ordenados sin la aprobación del Papa, y los procedimientos que habrá que seguir para las futuras ordenaciones episcopales. 

Al respecto, explica también que el Papa perdona a estos siete obispos chinos ilegítimos e instituye una nueva diócesis en China, como también lo explica Vatican News.  

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo