Vaticano

Alemania: los visitadores apostólicos abandonan Colonia tras hablar con víctimas de abuso y obispos

Durante una semana, los obispos de Estocolmo y Rotterdam también han recabado información de laicos, representantes de varios organismos y sacerdotes

Cardenal Anders Arborelius y el Obispo Hans van den Hende.
photo_camera Cardenal Anders Arborelius y el Obispo Hans van den Hende.

Los dos Visitadores Apostólicos enviados por el Papa Francisco a la archidiócesis de Colonia en Alemania, el Cardenal Anders Arborelius y el Obispo Hans van den Hende, han finalizado su visita apostólica. Arborelius y van den Hende dejaron la archidiócesis este martes, anunció la diócesis de Rotterdam. 

"El conocimiento obtenido a través de la visita será puesto a disposición del Papa Francisco por los visitantes", han manifestado los enviados del Papa, según recoge el portal de la Conferencia Episcopal Alemana. 

Reunión con víctimas y expertos 

El Papa había enviado al cardenal de Estocolmo y al obispo de Rotterdam a Colonia para obtener una investigación completa de la situación en la diócesis de Colonia y, al mismo tiempo, investigar los posibles errores de los funcionarios de la iglesia al tratar los casos de abuso sexual. El arzobispo de Colonia, cardenal Wolki declaró acoger “con gusto” y “plena convicción” la decisión del Pontífice.

Durante esta semana, los enviados del Papa se han reunido con víctimas de abuso sexual, laicos, representantes de varios organismos, así como sacerdotes y obispos.  

Zollner habla sobre el cardenal Marx 

En esta línea y después de que el arzobispo de Munich Reinhard Marx ofreciera al Papa Francisco su dimisión por el fracaso de la Iglesia alemana ante los casos de abusos y sin que el pontífice se la concediera, el jesuita alemán Hans Zollner, Presidente del Centro para la Protección de los Menores de la Universidad Gregoriana de Roma, ha afirmado que el Papa Francisco espera mucho del cardenal Marx en toda la investigación de los escándalos de abuso en Alemania.  

Zollner ha recordado que en Munich se está llevando a cabo también una investigación sobre los casos de las últimas décadas, y "el cardenal tendrá que soportar las tensiones que inevitablemente surgirán. El trabajo de prevención solo funciona si se reconoce lo que ha salido mal en el pasado", afirmó. 

El experto en protección infantil enfatiza que es necesario ver a la iglesia como imperfecta: "La idea de una iglesia perfecta no tiene nada que ver con la realidad ni con la fe".  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?