Vaticano

El Papa pide al G-8 que condonen la deuda externa a los países pobres

Ante la inminente cumbre de los líderes del G8 en Italia, el Papa les ha pedido que tengan en cuenta las exigencias humanas y familiares, particularmente, la creación de puestos de trabajo para todos. En continuidad con Juan Pablo II, Benedicto XVI ha exhortado a los gobiernos a condonar la deuda externa de los países más pobres.

En una carta dirigida al mandatario italiano Silvio Berlusconi, en calidad de presidente de turno del G-8, el Papa solicita a los representantes de las mayores potencias económicas mundiales que no se olviden de la ayuda al desarrollo de los países más pobres. Y hace un llamamiento para que se potencie la ayuda dirigida a valorar los recursos humanos, con la certeza de que es “una de las principales vías de solución a la crisis”.

También pide que se “refuerce el multilateralismo”, no solo en la economía, sino también en asuntos como la paz mundial, la seguridad o el desarme. E insta a los líderes políticos a tener en cuenta el “valor ético” de las medidas que están dispuestos a adoptar para salir de la crisis económica.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?