Vaticano

En un discurso en Bolivia

Francisco condena la concentración de medios durante su gira por Sudamérica

Afirmó que es una forma de colonialismo que impone “pautas alienantes de consumo”

El Papa durante un vuelo oficial dirigiéndose a los periodistas que le acompañan.
photo_camera El Papa durante un vuelo oficial dirigiéndose a los periodistas que le acompañan.

El papa ha hecho una mención especial a los medios de comunicación durante uno de sus intervenciones en la ciudad boliviana de Santa Cruz. Los definió como "una forma de colonialismo que convierte a los países pobres en simples proveedores de materia prima y trabajo barato".

La semana pasada, concretamente del 5 al 13 de julio, Francisco visitó Bolivia dentro de su ruta por Sudamérica. Allí, durante una de sus intervenciones públicas en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, se pronunció sobre el papel de los medios de comunicación en la sociedad.

Expresó sus opinión acerca de las prácticas empresariales de los grandes grupos de comunicación, a quienes considera un monopolio.  “Reduce a los países pobres a proveedores de materia prima y trabajo barato” apuntó.

Este monopolio, en palabras de Francisco, responde fundamentalmente a intereses económicos. Los que los controlan “piensan en el beneficio de pocos sin importarle que ello pueda ir en detrimento de las grandes mayorías en el mundo, que muchas veces son los más pobres”, añadió el pontífice.

El papa avisó de la peligrosidad de los medios de comunicación en su papel de “órganos de imposición de pautas alienantes de consumo”, que “benefician a los ricos y sólo afectan a los pobres”.

Crítica al neocolonialismo

El Sumo Pontífice, en esta visita, no sólo habló de los medios de comunicación, sino que dedicó unas palabras al neocolonialismo.

Argumentó que se esconde detrás de diferentes “fachadas” de justas reivindicaciones como, por ejemplo, la lucha contra la corrupción, el narcotráfico o el terrorismo.

Confesó que, con esta doctrina, se quiere ejercer dominio sobre los Estados e imponerles medidas que realmente “no solucionan sus males”.

Lea aquí el discurso completo en castellano.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?