Vaticano

El Vaticano lanza una web para preparar el próximo Sínodo

Cuestionario del Papa a los jóvenes: desde problemas laborales hasta si Jesús es ‘un adversario a combatir’

Preguntas curiosas: cuándo tenías 12 años, ¿con que frecuencia participabas en ritos religiosos?

El Papa Francisco, confesando en la Plaza de San Pedro.
photo_camera El Papa Francisco, confesando en la Plaza de San Pedro.

La Secretaría General del Sínodo de los Obispos ha lanzado una página web para la preparación de su XV Asamblea General Ordinaria sobre el tema, "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional", que se celebrará en octubre de 2018.

En la página web publican un cuestionario dirigido a los jóvenes que, según el comunicado de la Santa Sede, “promoverá una mayor participación de todos los jóvenes del mundo, no sólo mediante la recepción de información sobre el evento sinodal sino también, gracias a la interacción y la participación en el camino de preparación”.

El cuestionario online, - que todavía contiene algunos errores de traducción-, está en varios idiomas, (italiano, inglés, francés, español y portugués) y las respuestas deben enviarse a la Secretaría General como fecha tope el 30 de noviembre de 2017. “Serán de gran utilidad en el camino de preparación del evento sinodal”, señala.

El cuestionario, titulado en inglés, “La Iglesia quiere escucharte” pero en español “La Iglesia desea ponerse a la escucha de tu voz”, garantiza el anonimato y cuida el lenguaje para no caer en estereotipos sexistas ya que se dirige tanto a ellos, como a ellas: casado/a, soltero/a.

Otra de las premisas es que los participantes deben contestar a todas las preguntas, de lo contrario, no puede pasar a la siguiente página. “Principio del formulario

El objetivo de esta encuesta - dirigida a los jóvenes de todo el mundo entre 16 y 29 años - es darte la oportunidad de comunicar tus opiniones, de expresarte, de contar quién eres y lo que deseas hacer saber de ti”, dice.

Cómo me veo y cómo veo el mundo

En la primera página titulada “Quién soy” se piden algunas informaciones básicas como si el joven vive en el centro de una ciudad con más de un millón de personas, en la periferia, o en un pueblo y por los estudios.

Después, pregunta si es soltero/a “single” casado/a, separado/a o divorciado/a, soltero en una unión no conyugal, o divorciado en una unión no conyugal. Distingue lo que para la Iglesia es una unión conyugal de la que no lo es, pero no pregunta si está casado por la Iglesia o civilmente.

La segunda página se titula: “Cómo me veo y cómo veo el mundo y mi alrededor (actitudes y opiniones)”. Algunas de las cuestiones que se plantean son, por ejemplo, cualidades personales: motivaciones y entusiasmo en las propias acciones, capacidad de comprender las emociones y los estados de ánimo de los otros, capacidad de sostener las propias ideas sin ceder a las presiones de los coetáneos, capacidad de confrontarse con personas que piensan diferente a ti, etc.

A continuación, se plantean cuestiones más sociales: ¿Puedes decir en qué medida estás de acuerdo con las siguientes frases? Y se introducen algunas reflexiones como “gran parte de las personas son dignas de confianza”, “cuando pienso en mi futuro lo veo pleno de riesgos y de incógnitas”, etc.

En este apartado, el Sínodo de los obispos también quiere saber sobre el futuro de los jóvenes, su realización personal, si es importante un trabajo estable, la familia, tener hijos, notoriedad pública, desarrollar una actividad, que tenga valor social, etc.

También se les pregunta sobre las instituciones que les generan más confianza: el gobierno, partidos políticos, sindicatos, universidad, escuela, la Iglesia Católica, los bancos, hospitales.

Yo y los otros

En este apartado, las preguntas indicen más en cuestiones educativas y psicológicas. Por ejemplo: “Piensa en tu infancia y como eres ahora. En qué medida consideras que han incidido en sentido positivo, sobre tu crecimiento personal los siguientes factores: Escuela, familia, amistades, medios de comunicación, asociaciones y grupos familiares, formación religiosa”, etc.

Los obispos también desean saber en quien confían más para tomar decisiones: novio/a, padre, madre, sacerdote, psicólogo, docente, hermano, amigos, etc.

En la parte titulada “Mis opciones de vida”, la primera pregunta puede costar entender a los jóvenes: “Según tu opinión, ¿qué utilidades tiene la instrucción escolástica?” Y algunas respuestas que pueden elegir son, por ejemplo, para “encontrar más fácilmente trabajo”, “para encontrar un trabajo que procure satisfacción”, “para aumentar los conocimientos”, “para saber enfrentar a la vida”.  

En esta sección los obispos quieren conocer la relación laboral de los jóvenes, su satisfacción, y qué significa para ellos el trabajo. También se les pregunta “a qué edad consideras la mejor para dejar la casa de tus padres” y “a qué edad es la mejor para tener el primer hijo” o “cuántos hijos deseas tener”.

Religión, fe e Iglesia

La tercera parte índice en el tema central del Sínodo. Se le pregunta al joven si cree en algún tipo de religión, con qué frecuencia participas en ritos religiosos, cómo es de importante la religión en su vida, etc.  Una pregunta curiosa: “Y cuando tenías 12 años, ¿Con que frecuencia participabas en ritos religiosos?”

Otra de las cuestiones es asociar a Dios con alguna de estas palabras: padre, libertad, miedo, duda, ternura, salvación, obligación, misterio, felicidad, madre, verdad, vida, pecado, amor, inutilidad. Y también qué es Jesús para ti, cómo. por ejemplo, el salvador, un amigo, o un adversario a combatir.

Los obispos también quieren saber con qué asocian la vocación:  matrimonio, proyecto de vida, sacerdocio, etc. Además, se les pregunta qué aspectos la Iglesia Católica valoran más y que aspectos urgentes debe incidir más la Iglesia de hoy.

Mi presencia en la Web  

Los obispos también quieren saber el tiempo que dedican los jóvenes a las redes sociales, qué es lo que comunican, qué significa para ellos, y qué peligros encuentran en ellas. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?