Vaticano

Una prima monja del Papa será la traductora de Francisco en su viaje a Tailandia

Del 19 al 26 de noviembre, Francisco inicia su 32 viaje apostólico a este país y a Japón

Ana Rosa Sivori.
photo_cameraAna Rosa Sivori.

Del 19 al 26 de noviembre, el Papa Francisco peregrina a Tailandia y Japón. En su 32 viaje apostólico, el Santo Padre vuelve a visitar Territorios de Misión en su cuarto viaje al continente asiático. Los países que va a visitar son, una vez más, 100% Territorio de Misión, donde la Iglesia está en sus inicios y en minoría, destaca Obras Misionales Pontificias.

Con realidades socioeconómicas muy diferentes, Tailandia y Japón dependen íntegramente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos –el dicasterio misionero de la Santa Sede-. Allí le esperan 17 misioneros españoles en Tailandia, y 117 en Japón. 

Este viaje se caracteriza por una anécdota muy especial: una prima del papa Francisco que llegó a Tailandia como misionera hace más de medio siglo, será su traductora durante la visita oficial del pontífice al país asiático. 

Una religiosa salesiana 

Se trata de Ana Rosa Sívori, de 77 años, quién se instaló en 1966 como misionera a Tailandia, poco más de un año después de entrar en la vida religiosa, y actualmente es una de las regentes de las cinco escuelas católicas para niñas que tiene la congregación de las Hermanas Salesianas en ese país, recoge Telam. 

"El papa sugirió a los organizadores que yo fuera su traductora durante su viaje a Tailandia. Para mí fue una grata sorpresa y es un orgullo", dijo a EfeSívori, frente a la capilla de la congregación en Bangkok.

La última vez que los primos coincidieron fue en Roma en 2015, durante una parada en un viaje de regreso a la Argentina de la monja.

La religiosa, que aprendió la lengua local para poder llegar a las personas más desfavorecidas, será la encargada de adaptar los sermones de las misas que ofrecerá Francisco, a quien se refiere con tono cariñoso como Jorge, su nombre de pila.

Misioneras que trabajan con jóvenes budistas 

Otra de las misioneras que está en Tailandia es Cristina González Velasco, misionera idente en Bangkok. Junto con otra misionera española asistirá a la misa prevista el jueves 21 en el Estadio Nacional, y al encuentro que el Papa tendrá al día siguiente en Chulalongkorn University.

“Trabajamos con jóvenes universitarios, la mayoría de ellos budistas; es un reto ilusionante. Tratamos de enseñarles español, y además formarles en los valores del Evangelio, que son universales”, explica la misionera. Con ella, son 17 los misioneros españoles que están actualmente en Tailandia.

La primera parte del viaje del Papa se enmarca en el 350 aniversario de la fundación de la primera misión católica en Siam, que fue erigida en 1669. Desde entonces, la Iglesia ha estado presente en Tailandia, siempre en minoría –en la actualidad los católicos representan el 0,59% de la población-.

Movida por el deseo de anunciar el Evangelio, realiza un gran servicio a la población del país. De hecho, la Iglesia sostiene 539 escuelas y 190 instituciones sociales (hospitales, residencias de ancianos y minusválidos, orfanatos…) en el país. Los católicos de todo el mundo apoyan año a año la presencia de la Iglesia en aquellas tierras a través de las ayudas canalizadas a través de Obras Misionales Pontificias (OMP). El año pasado, se enviaron 689.130€ a las diócesis tailandesas.

 
Segunda etapa, Japón

El 24 de noviembre, el Papa Francisco viajará a Japón, con una realidad muy diferente. En Japón hay en la actualidad 117 misioneros españoles. Uno de ellos es el obispo auxiliar de Osaka, el claretiano español monseñor José Luis Abella.

“La gente se está preparando para recibir al Papa. Se están llevando a cabo diversas charlas y otras iniciativas para ayudar a preparar la visita y conocer mejor al Papa y su misión. Mucha gente se ha inscrito para participar en la Misa de Tokyo. Las peticiones han triplicado la capacidad del recinto donde se va a celebrar la Eucaristía. Esto hace que, desafortunadamente, haya que sortear las plazas disponibles”, explica.

Entre los misioneros, también hay familias enteras. “Nuestro ‘trabajo’ misionero en Japón es vivir; vivir como una familia cristiana en un país en el que las familias se destruyen; los niños muchas veces están solos; lo único importante es el trabajo y ganar dinero”, afirma Alfredo Martínez, misionero del Camino Neocatecumenal. “Es una sociedad con una forma de vida muy dura en la que la presión sobre el individuo es fortísima. Hay unas tasas de suicidio muy altas porque no se puede vivir la soledad sin esperanza”.

Los jesuitas, primeros misioneros 
 

Los primeros misioneros en llegar a Japón fueron los jesuitas -con San Francisco Javier, patrono de las misiones, a la cabeza-, y su testimonio ha estado presente en toda la historia de Japón, con numerosos mártires. De hecho, el Papa, que quiso ser misionero en Japón, se reunirá con los jesuitas del país. Allí estará Generoso Flores, que celebrará su 85 cumpleaños en esos días.

“A su regreso a Roma, el día 26, concelebraremos los jesuitas junto con él en nuestra residencia (S.J.House) de la Universidad Sophia y desayunaremos con él. Precisamente el rector de nuestra residencia, Padre Haidar, argentino, fue discípulo suyo en Buenos Aires cuando el Papa era Provincial”, explica.

Aunque económicamente, las diócesis de Japón son prácticamente autosuficientes –Obras Misionales Pontificias envió el año pasado solo 36.000€-, son consideradas Territorios de Misión, y están bajo la jurisdicción de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Los cristianos, en clara minoría –son un 0,42% de la población-, llevan a delante una gran tarea evangelizadora a través de la educación –con 781 escuelas- y la asistencia social –con 606 centros sociales, entre los que destacan 274 residencias de ancianos o discapacitados, y 121 orfanatos-.

En cada país, prácticamente hay un católico por cada 200 personas. Aunque su primera prioridad será impulsar las pequeñas comunidades católicas locales, Francisco seguramente centrará la mayoría de sus 18 discursos programados, todos en español, en temas cercanos a su corazón y que afectan en gran medida a estos países.

Misioneros en Thailandia y Japón.

Turismo sexual en Tailandia 

La amplia gama de temas probablemente incluirá la trata de personas y la explotación de mujeres y niños en la industria del turismo sexual de Tailandiala pena de muerte; corrupción; y el alto número de suicidios entre los jóvenes, señala Ines San Martín, Crux Now. 

También se espera que pida la paz y el desarme nuclear, especialmente durante las paradas en Hiroshima y Nagasaki en Japón, y que cuide el medio ambiente.

Según el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, también se centrará en el diálogo interreligioso, particularmente con el budismo en Tailandia, donde Francisco visitará el Templo Wat Ratchabophit Sathit Maha Simaram y se reunirá con el Patriarca Supremo Somdet Phra Ariyavongsagatanana IX. Francis también se reunirá con el rey Vajiralongkorn y el primer ministro general Prayut Chan-o-cha.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable