Ultima_hora

El TCE auditará la supervisión posterior al programa de ayuda financiera a España tras la crisis de 2008

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha comenzado a trabajar en una auditoría para examinar la aplicación y eficacia de la supervisión posterior a los programas de los Estados miembros de la UE que recibieron apoyo financiero tras la crisis de 2008, entre los que se encuentra España, junto con Irlanda, Portugal, Chipre y Grecia.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha comenzado a trabajar en una auditoría para examinar la aplicación y eficacia de la supervisión posterior a los programas de los Estados miembros de la UE que recibieron apoyo financiero tras la crisis de 2008, entre los que se encuentra España, junto con Irlanda, Portugal, Chipre y Grecia.

Según ha informado este jueves la institución, con esta auditoría se analizará si la Comisión Europea adoptó las medidas pertinentes cuando fue necesario para que estos cinco países pudieran mantener una situación económica y financiera sólida, y si dio garantías a los acreedores con respecto a su capacidad de reembolso.

La supervisión posterior efectuada por la Comisión se aplica a los Estados miembros que salen de un programa de ajuste macroeconómico y tiene por objeto garantizar que éstos tienen la capacidad de reembolsar la ayuda financiera proporcionada.

Todos los países miembros de la UE están normalmente sujetos a la supervisión estándar para la coordinación de las políticas en el marco del semestre europeo. No obstante, si un país sufre graves dificultades financieras puede solicitar un programa de ayuda financiera. Tras la crisis financiera de 2008, Irlanda, Portugal, España, Chipre y Grecia se hallaron en esta situación.

Al final de un programa de apoyo financiero, el Estado miembro se somete a una supervisión posterior al programa, que se aplica junto con el semestre europeo. Dicha supervisión tiene por objeto garantizar que los Estados miembros estén en condiciones de reembolsar la ayuda financiera concedida, evaluando continuamente su situación económica, fiscal y financiera e identificando los riesgos de viabilidad a medio plazo.

"Ahora que la economía mundial se encuentra gravemente afectada por la pandemia de Covid-19, es importante saber si los pilares de la arquitectura económica y financiera de la UE son sólidos y eficaces", ha afirmado Alex Brenninkmeijer, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable de la auditoría.

La auditoría, cuya finalización está prevista para mediados de 2021, también estudiará la idoneidad de la supervisión posterior a los programas como herramienta de seguimiento del Fondo de Recuperación Económica, actualmente en fase de debate.

Los auditores del TCE tendrán en cuenta el impacto de la crisis del coronavirus en la evaluación por parte de la Comisión de las finanzas públicas de los Estados miembros y su capacidad de reembolso en el marco de la supervisión posterior a los programas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?