Ultima_hora

Sordo pide que la prioridad sea no "destruir" empleo ante las "noticias preocupantes" en distintas empresas

Insiste en abordar "los aspectos centrales" de la reforma laboral porque "el riesgo de devaluación salarial es grandísimo"

Insiste en abordar "los aspectos centrales" de la reforma laboral porque "el riesgo de devaluación salarial es grandísimo"

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha afirmado que su sindicato va a tratar de "negociar y movilizar" ante las "noticias preocupantes" que se están sucediendo en distintas empresas con "el objetivo prioritario de evitar la destrucción de empleo" y ha pedido a las instituciones que "se impliquen" para "minimizar los impactos". Asimismo, ha insistido en la necesidad de abordar "en septiembre los aspectos centrales de la reforma laboral porque el riesgo, si no, de que haya una devaluación salarial en otoño es grandísimo".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el responsable de CC.OO. ha lamentado las "noticias preocupantes" en relación a los ajustes de plantilla que han anunciado durante los últimos días empresas como Tubacex o ITP y que ha considerado que "seguramente tienen que ver con una situación general".

De este modo, ha planteado que las empresas "suelen estar globalizadas y muchos de los problemas que están surgiendo tienen que ver con reducciones en la producción mundial, con decisiones estratégicas de ajustes de coste", como se ha visto también fuera de Euskadi en Nissan o Alcoa.

"En Euskadi, también se están precipitando decisiones que desde los sindicatos vamos a tratar de contrarrestar para evitar la destrucción de puestos de trabajo y estoy convencido también de que se va a instar a las administraciones y al Gobierno Vasco a que se impliquen para tratar de minimizar los impactos de decisiones de empresas en un momento en que todavía hay mucha incertidumbre económica para los próximos meses", ha manifestado.

CC.OO., ha indicado, va a tratar de "negociar y movilizar con el objetivo prioritario de evitar la destrucción de puestos de trabajo". Sordo ha señalado que es "evidente" que se van a atravesar bastantes meses malos, "no en Euskadi o en España, sino en el conjunto del mundo" con "muchísima incertidumbre" en la economía y empresas que "están aprovechando para hacer sus propias reestructuraciones y para ajustar drásticamente costes".

Por su parte, su sindicato va a intentar que "la última opción sea la de la destrucción de puestos de trabajo porque son medidas que suelen ser irreversibles".

Sordo ha reclamado, asimismo, que es necesario "recuperar el calendario" existente antes de la pandemia para la negociación de "muchos de los aspectos centrales" de la reforma laboral y, "en un medio plazo, abordar otra serie de cuestiones" para revisar "con cierta profundidad" el modelo de contratación y de despido "mejorando las figuras de flexibilidad interna".

Según ha indicado, "esto llevará un poco más de tiempo negociarlo, pero en septiembre hay que abordar esos aspectos centrales de la reforma laboral porque el riesgo, si no, de que haya una devaluación salarial en otoño en España es grandísimo". Por ello, ha insistido en que hay aspectos que hay que abordar de forma inmediata, si bien ha subrayado que CC.OO. no renuncia a "modificar todos los aspectos de la reforma laboral que fueron lesivos" y que son "prácticamente todos".

El secretario general de CC.OO. ha precisado, por otro lado, que "la condicionalidad" del Fondo europeo de Reconstrucción "no tiene nada que ver con los recortes y con un veto a la reforma laboral". "Esto no aparece en ninguna parte del documento", ha subrayado.

A su entender, aunque el fondo es "muy grande", "se va a quedar corto" teniendo en cuenta "la profundidad" de la crisis. En todo caso, lo considera "en líneas generales una buena salida del enorme problema que había en la UE" y ahora "se trata de canalizar correctamente estas inversiones para mejorar el tejido productivo, para reforzar los sistemas sanitarios, para avanzar en la digitalización y en la descarbonización de la economía, y no reproducir viejos errores históricos de canalizar estos recursos a partes menos dinámicas de la economía".

Para Unai Sordo, "la mejor política fiscal en el corto plazo que podía hacer España es que los fondos de reconstrucción salieran adecuadamente" y, de hecho, "en el corto plazo, es una gran noticia para saber que va a haber recursos públicos para impulsar la economía".

No obstante, ha advertido de que, en el medio y en el largo plazo, "hay que abrir el debate sobre la política fiscal que necesita España y Euskadi". De este modo, ha insistido en que "antes o después" habrá que reducir el déficit público que "se va a disparar" este año y el próximo y, para ello, "no se puede ir otra vez a recortes de gasto público, de gasto social, de inversión", sino que hay que "mejorar los niveles de recaudación" de manera "sustancial".

En este sentido, ha recordado que España tiene "casi un 7% de recaudación sobre PIB menos que el conjunto de la UE, esto son unos 75.400 millones al año", y, por ello, "claro que hay que tocar las rentas altas, las rentas que provienen de las rentas del capital, pero seguramente va a haber que tocar también algún tipo de rentas medias altas, porque sólo con las rentas altas y la lucha contra el fraude no se recorre ese diferencial".

"No vale sólo con tocar rentas de 120.000 euros para arriba. Decir otra cosa es demagogia y en este momento es un momento para decirle a la gente la verdad", ha señalado. En este sentido, ha remarcado que "es muy bien momento para explicar que un cierto incremento de la presión fiscal a cambio de mejorar nuestros sistemas sociosanitarios o de atención a la dependencia bien vale la pena en este momento".

SUICIDA

Por otro lado, ha opinado que "seguro" que es posible articular una mayoría alternativa a la que apoyó la investidura de Pedro Sánchez para aprobar los presupuestos generales del Estado pero ha advertido de que, "según la orientación de los presupuestos, no sé si es muy factible".

A su entender, una vez cerrada la cuestión de los fondos europeos, "están llamados a ser unos presupuestos de mucha inversión pública" para fomentar la activación de la economía e impulsar la cohesión social. "¿Son compatibles esos presupuestos con la orientación de partidos liberales, como Cs, que aspiran a bajar los impuestos o a que el Estado juegue menos papel en la economía? No parece", ha opinado Sordo, que ha apostado por que "ojalá" se aprueben con "la mayoría más amplia porque el país necesita consensos amplios".

En todo caso, y tras insistir en que su sindicato no pone "vetos" a con quién se acuerden las cuentas, ha considerado que "lo peor sería no poder contar con unos presupuestos generales del Estado" porque sería "suicida como país" e "incomprensible".

Finalmente, preguntado por la apuesta de la patronal vasca Confebask de impulsar "un gran pacto de país" para afrontar la crisis, ha señalado que "es una propuesta que CC.OO. ha hecho patente ya varias veces" ya que, ante una crisis que "no tiene precedente", hacen falta "grandes pactos de reconstrucción sobre unas premisas básicas".

Entre ellas, ha citado que "no es una crisis económica al uso, es una crisis producto de una pandemia que ha paralizado la economía y va a provocar una caída de la misma sin precedentes", por lo que hay que reactivar la economía y reforzar los sectores económicos que se han evidenciado "esenciales", plantear que "la distribución de la riqueza debe ser clave para un fuerte impulso de la demanda" y que no se pueden "reproducir viejos esquemas de devaluación interna, sino que corresponde una modernización del tejido productivo" .

También ha insistido en que hay que mejorar el mercado laboral y el sistema de protección social, los sistemas de formación profesional y de investigación y desarrollo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes