Ultima_hora

Tres de los cuatro procesados de la 'manada' de Callosa d'En Sarrià (Alicante) rechazan los hechos

El cuarto acusado no ha podido prestar declaración por problemas con la videoconferencia

El cuarto acusado no ha podido prestar declaración por problemas con la videoconferencia

ALICANTE, 24 (EUROPA PRESS)

Tres de los cuatro procesados en el caso de la 'manada' de Callosa d'En Sarrià (Alicante), investigados por supuestamente agredir sexualmente en grupo a una chica en esa localidad, el 1 de enero del pasado año, han rechazado el auto de procesamiento y no han querido declarar ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de la Vila Joiosa en la indagatoria que estaba prevista.

La declaración del cuarto procesado se ha suspendido por problemas con la videoconferencia desde la prisión de Estremera.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes judiciales, que han detallado que los otros tres procesados han rechazado el auto de procesamiento, se han negado a declarar y se han remitido a sus declaraciones anteriores.

Se trata de una declaración indagatoria que se produce después de que la jueza dictase un auto de procesamiento por la supuesta agresión hacia una joven ocurrida en Callosa d'en Sarrià el 1 de enero de 2019.

La instructora considera que los hechos revisten por ahora, y salvo ulterior calificación, los caracteres de un presunto delito de agresión sexual cometido por cada procesado y, además, cada uno de ellos sería cooperador necesario de los delitos cometidos por los otros tres.

En aquel mismo auto, la instructora decidió mantener su prisión provisional y les requirió fianzas de 15.000 euros a fin de cubrir las posibles responsabilidades civiles.

Según la jueza, además, de las manifestaciones de la perjudicada y de otros testigos, existen grabaciones de la presunta agresión sexual realizadas por los propios procesados con sus móviles de "un carácter degradante, denigrante y ultrajante".

En ellas, se aprecia que la víctima "no tiene ningún control sobre sí misma" y "no es capaz de moverse o de erguir siquiera la cabeza", únicamente emite alguna "queja ahogada" y alcanza a decir que no en varias ocasiones.

La presunta agresión sexual tuvo lugar la Nochevieja de 2019 en un bajo propiedad de la familia de uno de los procesados. Esos mismos familiares sorprendieron al grupo en esa situación y avisaron a la Policía.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?