Ultima_hora

Casado pide que el Gobierno financie las pruebas PCR a los turistas y un plan choque fiscal a corto plazo para el sector

Asegura que las cifras son "muy preocupantes" y recalca que la cuarentena británica puede "dar la puntilla" al sector turístico

Asegura que las cifras son "muy preocupantes" y recalca que la cuarentena británica puede "dar la puntilla" al sector turístico

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El líder del PP, Pablo Casado, ha reclamado este miércoles al Gobierno de Pedro Sánchez que financie y "asuma el coste" de las pruebas PCR para detectar el Covid-19 que tengan que hacerse los turistas que visiten España y ha planteado un plan de choque fiscal a corto plazo para el negocio turístico, ya que, según ha dicho, las cifras son "muy preocupantes" y la cuarentena británica puede "dar la puntilla" al sector.

Así se ha pronunciado en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Covid-19 creada por el PP, en la que han participado los vicesecretarios Elvira Rodríguez, Cuca Gamarra y Jaime de Olano, y las ex ministras de Sanidad, Ana Pastor y Dolors Montserrat. También han acudido los ex secretarios de Estado, Isabel Borrego y Mario Garcés, y el secretario de Justicia del PP, Enrique López, entre otros.

Casado ha recriminado a la ministra de Turismo, Reyes Maroto, que el Gobierno no tenga "una posición clara ante una crisis mayúscula" en el sector tras la recomendaciones de no viajar a España de varios países y la cuarentena impuesta por Reino Unido. Según ha añadido, esta última decisión "da la puntilla" al sector, que ya se estaba recuperando "con dificultad".

Así, el líder del PP ha señalado que las cifras "ya son muy preocupantes" porque "se ha desplomado el 80% del negocio turístico a nivel nacional" y ha añadido que los operadores lo cifran en 124.000 millones de euros de pérdidas. A su entender, si no se fijan corredores seguros caería aún más el negocio turístico, en un sector que representa el 13% del PIB y el 11% del empleo nacional.

Por eso, ha planteado cinco puntos "muy claros", empezando por que el Gobierno "asuma el coste de las pruebas de PCR a los viajeros que puedan venir de otros países o incluso a la salida de España hacia los países de origen". A su entender, esas pruebas "ya son accesibles", tanto en precio como en adquisición en los mercados internacionales, laboratorios y fábricas nacionales.

De esa forma, ha dicho que esos turistas que llegan a España 15 días en vez de quedarse en sus países de origen lo "asuma" el Ejecutivo español en el marco de las ayudas que ha anunciado para el sector turístico.

PLAN DE CHOQUE FISCAL

En segundo lugar, Casado ha defendido un plan de choque a corto plazo fiscal con medidas fiscales específicas como una reducción de los tipos del IVA para que sea "temporalmente súper reducido para el sector turístico", una bajada de las tasas aeroportuarias del 25% durante el año 2020 y 2021, la eliminación de cualquier tasa que grave pernoctaciones en España e "incentivos fiscales a actividades turísticas".

Además, ha defendido que se mejoren los canales de liquidez, con créditos ICO, y ha añadido que, ante los fondos que vendrán de la UE, este sector debería recibir "al menos el 30% de esos proyectos" porque está "muy vinculado a la sostenibilidad medioambietal y a la digitalización".

El presidente del Partido Popular ha reclamado también que los ERTE se prorroguen hasta fin de año y que incluso se puedan ampliar al primer trimestre del año 2021 si "la temporada va tan mal como parece".

ACORDAR EN AGOSTO EL PLAN CAJAL SANITARIO

En materia sanitaria, Casado ha afirmado que el PP no renuncia a que en el mes de agosto se pueda acordar el 'Plan de Estado Cajal por la sanidad', una propuesta que su partido llevó a la Comisión de Reconstrucción del Congreso.

"No hay tiempo que perder y si se hubiera negociado hace dos meses, cuando lo propusimos, a lo mejor no tendríamos que comparecer hoy para pedir medidas de contención ante lo que está pasando", ha afirmado, en alusión a los rebrotes.

Al margen de las dos reformas urgentes exprés para confinar sin recurrir al estado de alarma (Ley Orgánica de Medidas Especiales en materia de Salud Pública de 1986 y Ley Orgánica de Jurisdicción Contencioso Administrativa), Casado ha dicho que el PP apuesta por la reforma de otras siete normas para afrontar los rebrotes con el fin de dotar de mayores instrumentos al Ministerio para la detección de pandemias, la coordinación de alertas y la dotación de medios.

Así, el PP propone reformar la Ley General de Salud Pública para recoger la obligatoriedad de planes de contingencia para emergencias sanitarias y periódica evaluación de los indicadores de salud pública. Además, pide introducir el carácter vinculante y aplicación estricta de las alertas de la OMS y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades.

REVISAR LA POLÍTICA DE VACUNAS

En esa norma planea también un plan de acceso de los profesionales sanitarios, trabajadores, empleados públicos y voluntarios a equipos de protección individual homologados y provisión de reservas estratégicas; canales de plena transparencia sobre datos de fallecidos; y revisar de forma urgente la política nacional de vacunas.

"Se nos van a juntar los rebrotes con la campaña de vacunación de la gripe y eso puede ser un caos en la atención hospitalaria y que personas con síntomas de gripe común vayan pensando que tienen coronavirus", ha subrayado el líder del PP.

Además, ha defendido reformar la Ley General de Sanidad para que recoja medidas para garantizar la igualdad territorial efectiva en el acceso a prestaciones y servicios en crisis y en normalidad; garantía de asistencia sanitaria en centros de mayores; y potenciación de la Atención Primaria y de los Centros de Salud a efectos de colaborar activamente en la gestión de crisis.

"FUERA DE HIPOCRESÍAS" CUANDO SE VA A CLÍNICAS PRIVADAS

Casado ha planteado además una colaboración efectiva en crisis sanitarias de la red de oficinas de farmacia; y coordinación y cooperación entre centros sanitarios de diferentes comunidades y entre públicos, concertados y privados.

"Fuera de hipocresías de esos ministros que luego se van a curar a clínicas privadas, que nos parece muy bien. A ver si hacemos una aproximación global a todo el sistema para que no falten camas ni UCIS", ha manifestado.

Asimismo, el líder del PP ha defendido la reforma de otras cinco normas: la ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud; la ley de Contratos del Sector Público para "un refuerzo" del personal" sanitario; la ley de Investigación Biomédica; la ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios; y la ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable