Ultima_hora

Bárbara Coppel y Alejandro Hank se dejan ver en la corrida de Osuna más enamorados que nunca

MADRID, 2 (CHANCE) La corrida de Enrique Ponce de este sábado ha dado mucho de qué hablar y sin duda, no va haber otro tema del que se hable en los próximos días. A pesar de la ausencia de Ana Soria en la plaza de toros, el torero triunfó por todo lo alto y es que parece que ahora más que nunca, está más motivado. El amor ha conseguido que el diestro esté más feliz que nunca y fruto de ello es la sonrisa que luce en el rostro desde que conoció a la joven.

MADRID, 2 (CHANCE)

La corrida de Enrique Ponce de este sábado ha dado mucho de qué hablar y sin duda, no va haber otro tema del que se hable en los próximos días. A pesar de la ausencia de Ana Soria en la plaza de toros, el torero triunfó por todo lo alto y es que parece que ahora más que nunca, está más motivado. El amor ha conseguido que el diestro esté más feliz que nunca y fruto de ello es la sonrisa que luce en el rostro desde que conoció a la joven.

Bárbara Coppel y su marido, Alejandro Hank, estuvieron ayer en la plaza de toros Osuna viendo la tan esperada vuelta a los ruedos de Enrique Ponce y lo cierto es que les vimos de lo más enamorados posible.

En cuanto al romance de Enrique Ponce y Ana Soria, Bárbara Coppel y su marido lo tienen muy claro: "A mi me da gusto verlo en la plaza triunfando como siempre y me hace muy feliz verlo en plenitud como la figura del toreo que es. No he tenido la oportunidad de saludarlo, me he quedado con ganas porque le tengo mucho aprecio, es mi padrino".

Y es que no hay duda de que el noviazgo de Enrique Ponce con Ana Soria es el tema del verano y posiblemente de todo el año. Aunque en esta ocasión no hayamos visto a la joven en la plaza de toros, no dudamos de que en la próxima ocasión acompañe al que se ha convertido en el amor de su vida.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable