Solidaridad

Impresionantes imágenes

Una voluntaria-arquitecta en Ecuador: “Han caído edificios que sabíamos no resistirían a un terremoto”

La Iglesia Católica ha reaccionado con rapidez. Las campañas de emergencia de las distintas ONG durarán meses debido a la dimensión de la catástrofe

Edificios derrumbados en Portoviejo, una de las zonas afectadas en Ecuador.
photo_cameraEdificios derrumbados en Portoviejo, una de las zonas afectadas en Ecuador.

Rosa Fernández, arquitecta, voluntaria y ex directora de CESAL Ecuador (de inspiración cristiana), afirma en una carta enviada a miembros de su ONG: Caminando por las calles me doy cuenta de que, más que al terremoto, la destrucción se debe a las deficiencias en la construcción. Han caído edificios que todo el mundo estaba convencido que no resistirían un sismo. Así ha sido”.

Este terremoto está calificado como "la mayor tragedia de los últimos 67 años", en Ecuador, en el que más de 500 personas han fallecido, otras 2.000 no han sido aún localizadas y unas 20.000 han perdido su hogar.

Rosa Fernández, que ahora es Coordinadora de Asentamientos y Hábitat en la Empresa Pública Municipal de Vivienda de Portoviejo (Ecuador), relata en su carta que la zona más dañada de esta ciudad ha sido  “el centro histórico, la peor construida, donde vive mucha gente humilde. También en las laderas, las de San Pablo y Cimarrón, algunas casas han caído”.

Rosa Fernández describe que las personas del centro de Portoviejo “duermen en las calles o en los soportales de sus casas. Allí es donde más daños ha habido, un 75% diría que tienen la estructura dañada. Además, el centro es muy popular lo que hace que haya más escasez. También comienza el pillaje; desde luego la percepción de inseguridad ha aumentado”.

Las 70 Cáritas de España 

Las distintas ONG de la Iglesia Católica han iniciado al unísono campañas de emergencia en ayuda a Ecuador. Según confirman a Religión Confidencial fuentes de Cáritas España, “las 70 Cáritas diocesanas de toda España, han abierto cuentas bancarias para que las personas que quieran, den aportaciones económicas”.

Cáritas nunca envía ayuda material ni en especies. “El dinero recogido lo enviamos a los responsables de Cáritas del país, y son ellos los que se encargan de comprar lo necesario”, explican las mismas fuentes a RC.

El plan de emergencia se ampliará durante dos o tres meses debido a la dimensión de la catástrofe, y posteriormente, se llevarán a cabo las labores de rehabilitación, reconstrucción que también necesitará contar con la generosidad de los donantes.

Por su parte, el presidente de Cáritas Ecuador, monseñor Walter Heras, ha lanzado una petición de ayuda a todas las Cáritas de la red internacional para apoyar los actuales esfuerzos de socorro a los damnificados. Cáritas Española respondía a ese llamamiento poniendo a disposición de Cáritas Ecuador una partida de 100.000 euros procedentes de sus fondos de emergencia. Se puede colaborar con Cáritas aquí.

248 misioneros españoles

Según datos de las Obras Misionales Pontificias, en Ecuador hay 284 misioneros españoles, 21 de los cuales están en Manabí, la zona más afectada por el terremoto. “Estamos cargando camiones con víveres para Pedernales, la zona más afectada", explica por teléfono a OMP Pedro Jesús Arenas, misionero de Albacete en Quito.

Nada más sentir los temblores, y enterarse de los destrozos en el epicentro del terremoto, la Iglesia de Quito reaccionó con rapidez. Según cuenta este misionero, el obispo y el nuncio partieron inmediatamente hacia Pedernales, y el resto de sacerdotes se organizaron para pedir ayuda por las calles de la parroquia, reunirlas, y llevarlas en camiones.

Manos Unidas, proyectos post-terremoto

Por su parte, la ONG de la Iglesia Manos Unidas ya está estudiando proyectos de desarrollo post terremoto, centrados en la construcciones e infraestructuras, que darán respuesta a los daños ocasionados por el seísmo. Para ello Manos Unidas ha abierto una cuenta de emergencia para canalizar la solidaridad de la sociedad española con el pueblo ecuatoriano.

Otras ONG de la Iglesia que están colaborando con Ecuador son Entreculturas que tiene 21 escuelas dañadas por el terremoto, lo que supone que 7.425 alumnos y alumnas están afectados. Esta ONG de los jesuitas, está recaudando fondos para 3 fines; ayuda humanitaria de primera necesidad (medicinas, agua, ropa y alimentos), acciones encaminadas a que no se interrumpan las clases y posterior reconstrucción de las escuelas dañadas y construcción de viviendas de emergencia.

Asimismo, la Fundación Promoción de la Cultura, también ha activado su plan de emergencia de ayuda a los damnificados de Ecuador.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?