Solidaridad

Pornografía: “Dale una Vuelta” impulsa “Nosotras” para ayudar a mujeres cuyas parejas consumen porno

Este espacio pretende ser un lugar para la mujer que sufre, en silencio, esa violencia invisible, pero real hacia su propia intimidad: la causada por su pareja adicta

Logo de la campaña.
photo_camera Logo de la campaña.

"Hay quien dice que la violencia más peligrosa es la que no se ve. Esta frase se ajusta muy bien a la realidad de la pornografía. Después de unos años de divulgación y ayuda a quien ve de manera habitual estos contenidos, el siguiente paso era cuestión de tiempo: crear un lugar para la mujer que sufre, en silencio, esa violencia invisible, pero real hacia su propia intimidad: la causada por su pareja adicta", afirma María Contreras, psicóloga y sexóloga y coordinadora de este proyecto de la Asociación "Dale una Vuelta" 

Con este objetivo,  Dale Una Vuelta inauguró ayer, 25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia a la mujer, en su sitio web "Nosotras" un amplio espacio dirigido a mujeres que viven de cerca la adicción a la pornografía de su pareja.

"La finalidad es acompañarla en este momento vital, ayudarla a entender lo que está viviendo y caminar a su lado en este proceso de sanación", señala María Contreras a RC. 

Tu pornografía, mi dolor

Algunas mujeres que se han puesto en contacto con esta Asociación, describen algunos síntomas que pueden dar a lugar a sospechar que su pareja consume pornografía. “Llevo un tiempo sintiéndome rara con mi pareja. Algo no encaja. He dejado de sentir esa chispa cuando estoy con él. Lo noto más frío e irritable”. Esta sensación real, descrita por una mujer en el audio inicial cuando uno accede a esta web, es un sentimiento muy común. El número de mujeres que narran estas experiencias no hace más que crecer, y esta plataforma pretende servir de altavoz.

"Muchas de las personas que han descubierto la adicción a la pornografía de su pareja -continúa María Contreras- relatan los siguientes síntomas: inseguridad en sí mismas, ansiedad, depresión, ira y rabia, pensamientos obsesivos, aislamiento, tensión o falta de concentración. También pueden sentirse incluso culpables de la adicción al porno de su pareja: ¿habré hecho algo mal?". 

Testimonios, foros y espacio personal

El espacio Nosotras cuenta con varios testimonios reales de mujeres que han atravesado situaciones similares, un foro abierto para que cualquiera que quiera participar pueda sentirse escuchada, un correo de ayuda, y un diario personal con consejos y herramientas útiles de uso cotidiano.

En esta primera fase, el proyecto se centra en la mujer víctima del consumo de su pareja.  “Queremos abordar también otras realidades poco conocidas en el mundo de la mujer y la pornografía, como la adicción en el caso de las mujeres, que también existe y está muy silenciada, y tiene rasgos diferentes a la adicción del varón", señala Úsula Paiva, psicóloga y asesora de esta iniciativa.  

Por su parte Blanca Elía, presidenta de Dale Una Vuelta, con ocasión del 25N, Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, es contundente: "Las mujeres son víctimas indirectas de la adicción al porno, una violencia colateral pero que golpea de lleno. Queremos lanzar un mensaje de escucha, de comprensión, de perdón y ayuda a tantas mujeres que sufren en silencio". 

Vídeo campaña: https://youtu.be/KqoUwmvHp8U

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?