Solidaridad

Madres reclusas con sus hijos y voluntarios comparten una semana de vacaciones

La ONG católica Fundación Padre Garralda organiza las jornadas en Benicàssim

Voluntarios de la ONG.
photo_cameraVoluntarios de la ONG.

Cinco mujeres internas del centro penitenciario “Antonio Asunción” de Picassent (Valencia) y 13 menores, hijos de las reclusas, compartirán una semana de vacaciones, con la colaboración de 21 voluntarios, desde este viernes, 23 de agosto, en un campamento organizado por la ONG católica “Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos” en la localidad castellonense de Benicàssim.

Desde el 23  hasta el 29 de agosto un total de 42 personas, entre internas, menores y voluntarios, convivirán en Benicàssim y realizarán “actividades lúdicas, de playa y piscina, así como juegos infantiles y talleres y charlas con las madres”, han indicado desde la ONG a Religión Confidencial.

La finalidad del campamento, que este año lleva por lema “La vida no es un juego”, es que las madres y sus hijos “puedan pasar unas vacaciones fuera del centro penitenciario, en la playa, con juegos y también charlas y momentos de reflexión, una iniciativa que organizamos desde hace 17 años en la Comunidad Valenciana, los últimos nueve años en Benicàssim”, han explicado desde la ONG.

En el campamento participarán internas del módulo de madres de Picassent y de otros módulos junto con 13 niños, “siendo los menores de 10 meses y el mayor de 7 años”.

La labor de los voluntarios, la mayoría jóvenes de 18 a 25 años pero también de edades más adultas, “es fundamental ya que son los que se encargan de atender a los niños, organizar juegos, cuentacuentos y bailes, además de charlas con las madres, entre otras actividades”.

En verano, unos días en casa de los voluntarios

Durante el curso, la ONG desarrolla en Valencia un programa de acogida de hijos de reclusas “durante una semana en tres períodos vacacionales, concretamente en Pascua, la primera semana de agosto y Navidad, para que puedan pasar unos días de vacaciones en casas de voluntarios”.

Asimismo, los voluntarios de Horizontes Abiertos, que inició su andadura en Valencia en el año 2000, llevan a cabo durante todo el año visitas semanales a la prisión de Picassent para realizar en el módulo de madres cursos para las madres y talleres infantiles, así como excursiones con los niños todos los domingos, “menos el primero de cada mes, que lo dedicamos a celebrar sus cumpleaños”.

La ONG “Fundación Padre Garralda Horizontes Abiertos” fue fundada en Madrid en 1978 por el sacerdote jesuita madrileño Jaime Garralda, fallecido el 30 de junio de 2018, con la finalidad de “proporcionar a los colectivos más marginados de la sociedad la posibilidad de acceder a una vida normalizada”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?