Solidaridad

Informe anual 2015

Los jesuitas afirman que la crisis de los refugiados demuestra una carencia de bases éticas

Proponen fortalecer el tejido asociativo y comunitario para favorecer la acogida e integración de los inmigrantes

Asistentes a la presentación del informe.
photo_cameraAsistentes a la presentación del informe.

La fundación CeiMigra dirigida por religiosos jesuitas señala en su informe anual sobre Migraciones e Integración que fallan las políticas comunes de integración y refugio de los países europeos, y que el grave impacto generado apunta a falta de bases éticas sanas.

Como ha señalado a Religión Confidencial el religioso jesuita Josep Buades, director de la fundación CeiMigra y autor del informe anual 2015 sobre Migraciones e Integración, “la crisis de refugiados en Europa pone contra las cuerdas el proceso de construcción de una política común de integración y refugio, y demuestra que faltan unas bases éticas sanas en la propia construcción europea”.

El informe de la fundación, con sede en Valencia, lleva por título “Superar fronteras”, y se trata de un análisis del fenómeno migratorio en 2015, al igual que ha hecho la fundación los 7 años precedentes.  

Además de aportar reflexiones sobre la crisis de refugiados en Europa y su impacto directo de esta crisis en España, “el estudio ofrece una fotografía de una sociedad en movimiento, con un análisis estadístico por sectores –población, trabajo, educación, salud- y analiza los cambios que se van produciendo en el fenómeno migratorio”, señala Buades a RC.

Mala gestión de fronteras

“En el informe queda de manifiesto la mala gestión de fronteras exteriores de la Unión Europea, que aumenta los peligros al franquearlas, por lo que es necesaria una gestión común del asilo a refugiados”,  como destaca Buades.

La clave, según señala el informe, para solventar mejor esta crisis radica en “fortalecer el tejido asociativo y comunitario para favorecer la acogida e integración de los inmigrantes”.

El director de Ceimigra pone como ejemplo de integración al Centro Cultural Islámico de Valencia, una organización que “ha sabido superar fronteras y construir un espacio ciudadano, destacando la integración de personas de diversas nacionalidades, lenguas y religiones”.

“Para fortalecer la integración migratoria, las autoridades políticas deben tener esa prioridad política, que implica respeto por el principio de subsidiariedad”, concluye Buades, que se ha puesto de manifiesto “en la peculiaridad de la propia fundación Ceimigra,  financiada al 50% por la Compañía de Jesús y al 50% por la Generalitat Valenciana, convergiendo la iniciativa social y la pública”. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?