Solidaridad

Fundación Amigos de Monkole: la idea de un profesor de Vallecas para ayudar a madres y niños desfavorecidos del Congo

Esta entidad colabora con el Hospital Monkole y desde su creación, ha prestado ayuda a más de mil mujeres embarazadas y ha financiado más de 350 operaciones de raquitismo

Enrique Barrio, presidente de la Fundación Amigos de Monkole, con una madre congoleña.
photo_camera Enrique Barrio, presidente de la Fundación Amigos de Monkole, con una madre congoleña.

Enrique Barrio, un profesor de toda la vida del colegio Tajamar (Vallecas, Madrid) impulsó la Fundación amigos de Monkole en el verano de 2010, por casualidad.

"Un amigo médico se fue al Congo para trabajar en el Hospital de Monkole, situado en la capital, Kinshasa y me dijo que la gente se moría porque no tenían dinero para medicinas.  Se lo comenté a un alumno quien mostró un gran interés y sensibilización. Con su ayuda, iniciamos una campaña de navidad entre los alumnos de 1º de BAC. Unos días después, este mismo alumno me propuso la idea de organizar un viaje solidario al Congo. Y aunque es un país lleno de conflictos bélicos, dos años después, nos fuimos para el país africano", relata Enrique, que ya ha viajado a Kinshasa en nueve ocasiones. 

Atención médica a niños sin recursos 

Así nació la Fundación "Amigos de Monkole" una iniciativa solidaria, "llena de ilusión y pletórica de pasión", afirma Enrique a Religión Confidencial.  Nació en verano de 2010 con el fin de facilitar el acceso sanitario a los colectivos más desfavorecidos en Kinshasa, capital de la R. D. del Congo. La idea es prestar atención médica de niños sin recursos que el Hospital de Monkole recibe y atiende en el Servicio de Pediatría, Cirugía y en los tres dispensarios periféricos que dependen de él.

Desde su creación, ya ha prestado ayuda a más de mil mujeres embarazadas del Centro Hospitalario Monkole, ha financiado más de 350 operaciones de raquitismo y han becado a más de 20 estudiantes de Enfermería.

Cinco proyectos estrellas 
 

Amigos de Monkole desarrolla varios proyectos: Proyecto Forfait Mamá de atención a mujeres embarazadas; Proyecto Diogo de traumatología y corrección del raquitismo
Proyecto Marceline de cuidados neonatológicos; Proyecto Benoit de cirugía pediátrica y 
Proyecto Escuela de Enfermería. En este vídeo se pueden ver los proyectos a los que ayuda la Fundación. 

Desde aquel verano de 2012, en el que cinco antiguos alumnos de Tajamar se fueron al Hospital Monkole en viaje solidario, hasta la actualidad, se han adherido a la Fundación Amigos de Monkole 35 colegios, cuentan con 150 voluntarios y perciben donativos de unos 400 donantes. 

Así mismo, consiguen algunas subvenciones públicas, como por ejemplo, de la Junta de Castilla y León, y del ayuntamiento Valladolid. También, de algunas empresas privadas. 

Cada parto cuesta unos 400 euros 
 

El Proyecto Forfait Mamá de atención a mujeres embarazadas, es el que en estos momentos necesitan más ayudas. Cada parto e intervención cuesta unos 400 euros. En el Congo, por cada 100.000 niños nacidos vivos, 693 de las madres mueren durante el parto. Y por cada 100.000 niños nacidos vivos, 7.100 mueren en los días después del parto. 

"En el Congo no está reconocido legalmente el aborto y las madres no se lo plantean. Un hijo siempre es una bendición. La mayoría son católicos. Pero estas madres necesitan tener a su bebé en condiciones sanitarias dignas y nosotros les ayudamos", explica el presidente de la Fundación. 

"A veces me preguntan por qué las madres de Kinshasa tienen tantos hijos si son pobres. Para ellos tener un hijo es un regalo. En la zona, he visto pobreza pero no miseria. Las mujeres van bien vestidas, todas llevan peluca, se hacen extensiones en el pelo y portan pañuelos de colores. Aunque los niños no están mal nutridos, sí  es cierto que la alimentación no es la adecuada, y en muchas ocasiones, los niños mueren antes de los cinco años. Esto supone un problema que la Fundación quiere solventar", relata Enrique. 

Un 70% de personas sin recursos 
 

En Kinshasa residen 12 millones de habitantes y el 90% de estas personas viven en chabolas, sin agua y con escasez de medios. El hospital Monkole, que nació en 1991, es ahora un centro de referencia en el que trabajan 300 personas, con una capacidad de 120 camas y con proyección de llegar a más gente. 

"Es un hospital privado, cuyos pacientes, un 30%, están asegurados con seguros sanitarios de empresa y familiares. El otro 70% de personas no tienen recursos para costearse la estancia, y es aquí donde entra la ayuda de la Fundación", explica Enrique Barrio. 

En los viajes solidarios que organiza Enrique, los voluntarios, la mayoría universitarios, ayudan en lo que pueden en el hospital y otro grupo, colaboran con las familias a las que se les ha atendido. También, acuden a un orfanato de 800 niños a jugar y aprender de los menores. 

El Hospital Monkole, de referencia en Kinshasa, goza de la simpatía de las autoridades. Ministros, primera dama y otras personalidades, han sido atendidos en este hospital. "En el Congo residen 200 españoles. Las autoridades congoleñas nos tienen simpatía y en algunos de nuestros viajes solidarios, la embajada nos invita a cenar",  cuenta el presidente. 

 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable