Solidaridad

Cáritas, fiel a la Doctrina Social de la Iglesia, ayudó a más de 13.000 personas a conseguir un empleo

El Informe “Economía y Personas” destaca las acciones para la inserción social inspiradas en la instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal "Iglesia, servidora de los pobres"

Rueda de prensa de Cáritas.
photo_cameraRueda de prensa de Cáritas.

Cáritas ha presentado su informe anual de la Fundación Foessa sobre empleo y exclusión social y en paralelo, otro dossier sobre los programas que realiza la ONG de la Iglesia católica para paliar la pobreza: Economía solidaria: Economía y personas, con valores, hay derechos". 

Este trabajo de Cáritas, a favor de la inserción social a través del empleo digno, como dijo Natalia Peiro, secretaria general de la institución, "se enmarca en la línea estratégica por el modelo de economía social, inspirado en la Doctrina Social de la Iglesia, en la instrucción pastoral de la Conferencia Episcopal "Iglesia, servidora de los pobres" y en la acción coordinada por todas las entidades de Iglesia involucradas en la pastoral obrera dentro de la Iniciativa Iglesia por el trabajo Decente”.

Durante el año 2018, un total de 13.545 participantes en el programa de empleo de Cáritas, lograron acceder a un puesto de trabajo digno en 2018. Esta cifra supone más del 18% de las 72.169 personas que participaron en el último año en los programas de empleo que la Confederación Cáritas desarrolla en toda España.

Cerca de mil acciones formativas 

Dividido en cuatro apartados —empleo inclusivo, economía social, finanzas éticas y comercio justo—, el Informe detalla toda la actividad desarrollada por los programas de empleo de Cáritas en 2018. 

Durante el año pasado, se llevaron a cabo 939 acciones formativas, en las que participaron 14.627 personas. 24.823 personas fueron atendidas por los servicios de intermediación laboral; 399 personas participaron en acciones de autoempleo; se impulsaron 67 iniciativas de economía social (diez más que en 2017), que suponen 1.538 puestos de trabajo, de los cuales 773 son empleos de inserción por los que han pasado 1.315 personas.

En términos económicos, la labor llevada a cabo por Cáritas en el ámbito del empleo y la economía social supone un volumen total de actividad económica cercano a los 74 millones de euros. Detrás de todas estas actividades, están 1.161 trabajadores contratados y 3.170 voluntarios.

Un 46% personas se encuentran en exclusión social 

Junto a los datos del Informe “Economía y Personas”, Cáritas también presentó el diagnóstico sobre la realidad del mercado laboral en España que ha elaborado el Comité Técnico de la Fundación FOESSA (vinculada a Cáritas) en el dossier “La vulneración del derecho a un trabajo decente: Empleo y exclusión social”.

Según los datos de ese dossier (elaborado a partir de la encuesta propia llevada a cabo el año pasado en 11.655 hogares de todas las CCAA y que servirá de base para el VIII Informe FOESSA que se presentará el próximo mes de junio), las mayores tasas de pobreza y exclusión se siguen concentrando en el colectivo de personas desempleadas, donde un 46% se encuentran en el espacio de la exclusión (el 25,9% en situación de exclusión severa) y el 17,2% en pobreza severa.

Los hogares cuya sustentadora principal es una mujer que trabaja son más sensibles a las situaciones de exclusión, especialmente en los casos de exclusión severa (6,7%), ya que supera casi en un 70% a las tasas registradas entre los hogares cuyo sustentador principal es un hombre (4%).

"Nuestro trabajo es el de generar oportunidades, pero transformando y proponiendo valores a la sociedad. Las iniciativas de economía solidaria dan sus frutos y abren un camino de oportunidades para todas las personas”, afirmó Natalia Peiro. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?