Solidaridad

Ha realizado 27 proyectos de ayuda al desarrollo

El Patriarca de Jerusalén concede la Medalla del Santo Sepulcro a una ONG española por 20 años de colaboración

La Fundación Promoción Social de la Cultura ha apoyado la red de escuelas y empleo de Palestina y Jordania. Actualmente trabaja en los campos de refugiados sirios

Refugiados Sirios en Jordania.
photo_cameraRefugiados Sirios en Jordania.

La Fundación Promoción Social de la Cultura lleva 20 años colaborando en Palestina y Jordania. En este tiempo ha llevado a cabo 27 proyectos de cooperación y ha gestionado más de 10 millones de euros en ayudas. Por esta razón, el Patriarca Latino de Jerusalén,  Monseñor Fouad Twal, concedió a esta entidad la Medalla de Oro del Santo Sepulcro.

Desde la FPSC se ha apoyado a la red de escuelas del Patriarcado en Palestina y Jordania, mediante la rehabilitación, la ampliación de instalaciones o incluso la construcción de dos escuelas nuevas en Gaza y Zababeh.

También han colaborado con un programa de formación de formadores y se han mejorado los equipamientos. Otra área importante de colaboración ha sido la construcción de viviendas y los proyectos de creación de empleo.

Cinco años del conflicto de Siria

A partir del conflicto sirio que se inició en 2011, la FPSC ha puesto en marcha una importante labor humanitaria con el triple objetivo de salvar vidas, aliviar el sufrimiento y salvaguardar la dignidad humana. Las acciones de ayuda humanitaria de la Fundación se dirigen principalmente a los colectivos más vulnerables, menores, personas con discapacidad, ancianos, mujeres y minorías, por ser quienes padecen con más rigor las consecuencias de los conflictos armados.

Los campos de refugiados de Jordania (Zaatri) y en las comunidades de acogida tanto de Jordania como de Líbano, las acciones priorizan a los refugiados con discapacidad ofreciéndoles servicios terapéuticos, medicinas y ayudas técnicas, desde bastones y muletas hasta sillas de ruedas y dispositivos ortopédicos.

En Siria se trabaja en el apoyo a los desplazados internos facilitando la salud, la educación y los derechos humanos a de las personas con discapacidad en la ciudad de Aleppo.

El objetivo general en el campo de refugiados sirios de Zaatri es mejorar las condiciones de vida y la independencia de las mujeres, niñas, niños y hombres con discapacidad, con atención especial a los niños (niñas y niños menores de 18 años) y a las mujeres.

Estas acciones reciben financiación de la United Nations Office for the Coordination of Human Affairs (OCHA) y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el desarrollo (AECID).

El conflicto en Siria ha supuesto un drama humano sin precedentes desde la II Guerra Mundial y ha provocado, según datos de ACNUR, la cifra de 4.715.695 refugiados sirios en los países vecinos: Turqúia, Líbano, Jordania, Egipto e Irak.

Además, 7,6 millones de sirios están desplazados dentro del país, en una situación insostenible. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?