Solidaridad

Diversas organizaciones católicas se suman a los proyectos de banca ética, otra manera de actuar y de repartir los beneficios

La crisis económica y social que padecemos ha puesto en el disparadero, entre otras, a las entidades bancarias. Los altos sueldos de los directivos, los préstamos otorgados sin garantías y el cierre del flujo de crédito tras las estrecheces lógicas han generado una mala imagen en el ciudadano medio. Ahora surge otro modelo distinto de comportarse como banco: la llamada banca ética o social. Y organizaciones católicas como la HOAC están promoviendo esta iniciativa.

No cuenta con más de veinte años de recorrido, pero poco a poco se va haciendo un hueco en el complejo panorama del entramado financiero. Le hace competencia a la banca tradicional porque sus fines difieren. Y así como estos, también sus medios. Lo más importante no es ganar dinero, sino ejercer una labor social, aunque ambas artes van aparejadas.

Se organizan como cooperativas de crédito y, en algunos casos, funcionan con el sistema de "una persona, un voto", independientemente del número de acciones que pertenezcan a cada uno. Financian actividades de impacto social y medioambiental positivo.

En España, la crisis ha contribuido a su desarrollo. Destacan dos por encima del resto: Triodos Bank, que está presente en varios países del continente además del nuestro (Holanda, Reino Unido, Bélgica, Alemania), y Fiare -Fundación Inversión y Ahorro Responsable-. Puertas adentro también extienden sus redes.

Fiare, con sede en Bilbao, ya cuenta con el apoyo de la HOAC en diversas diócesis. La última, la HOAC Murcia, donde se presentó el proyecto el pasado 3 de noviembre. Se trata de una entidad financiera con operatividad bancaria y ofrece garantía (el dinero está custodiado), liquidez (se reintegra el dinero que se necesita) y rentabilidad (social y humana pero no monetarista). Este año ha recibido el premio Ignacio Ellacuría a la cooperación al desarrollo por parte del Gobierno vasco. El día 8 aprobó su incorporación a la cooperativa Banca Ética, dependiente de la italiana Banca Popolare Ética, de gran trayectoria y calado en el país transalpino.

Triodos, por su parte, deriva su nombre de sus tres objetivos: persona, planeta y beneficio. En el primer semestre del presente año, ha alcanzado más de 80000 socios en España y ronda los 400000 en total. Ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio del Financial Times al Banco Sostenible (2009), el de la Confederación Nacional de Centros Especiales de Empleo (2010) o el de las "100 mejores ideas del año" que entrega la revista Actualidad Económica por su herramienta online 'Historias de una Banca Transparente' (2011).

En definitiva, otra forma de desenvolverse en el mundo del crédito y el préstamo, sin aprovecharse del cliente y destinando el beneficio a acciones sociales. Su singladura apenas ha hecho más que comenzar.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?