Religión Confidencial

El director de la película sobre los seminaristas mártires de Barbastro: “dejamos la política a un lado, queremos dar una visión justa y evangelizadora”. Vea las fotos del rodaje

Ya ha comenzado el rodaje de la que pretende ser una de las películas más polémicas del próximo año, "Un Dios Prohibido. Su director ha hablado en exclusiva para Religión Confidencial. Asegura que ha querido reflejar el martirio de 51 seminaristas de la comunidad claretiana de Barbastro en el año 1936, "dejando de lado la política".

'Un Dios Prohibido', la película para la que muchas personas se presenta como polémica ha empezado a funcionar. Su director, Pablo Moreno ha querido destacar de su proyecto cinematográfico su intención documental de contar la historia de los días en el seminario de la diócesis de Barbastro en el año 1936 cuando 52 seminaristas fueron asediados por milicianos en plena guerra civil.

"Con esta película pretendo dejar la política a un lado, queremos reflejar a través de lo que fueron los testimonios de los seminaristas, las vivencias de aquellos trágicos días, proporcionar una visión justa y evangelizadora".

El proyecto de rodar un filme con esta temática surgió cuando investigando el director de la película se fijó en que la diócesis de Barbastro había sido una de las más azotadas por la guerra en aquellos años. En ese momento, estaban rodando otro proyecto, sobre los mártires oblatos de Madrid, una vez acabado éste, se trasladaron a Barbastro para comenzar la investigación sobre el caso concreto de los mártires de esta ciudad aragonesa.

La perspectiva argumental del filme ha querido ir en la línea de dar testimonio de los tensos días que los 52 seminaristas vivieron y "cómo acogieron el martirio, siendo conocedores de su final, de cómo perdonaron a sus verdugos y murieron felices".

Su director, Pablo Moreno ha querido destacar para Religión Confidencial, "la valentía de estas personas que en esos momentos tuvieron la opción de salvar sus vidas y aún así murieron llevando la fe hasta el final, sin quitarse sus sotanas como así querían sus verdugos".

Contracorriente Producciones, es la productora de la película, dedicada a la realización de proyectos cinematográficos en una línea evangelizadora, de temática católica.

Ante la situación actual que vive el panorama cinematográfico español con la poca afluencia de películas que reflejen otro tipo de sensibilidades, su director asegura que "en España hacen falta más películas de este tipo, porque realmente hay demanda para ello".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?