Religión Confidencial

El repaso de Benedicto XVI a los obispos de todo el mundo

En siete años Benedicto XVI ha conseguido reunirse con todos los obispos del mundo. Los últimos en pasar por el Vaticano, los obispos italianos.

Las visitas ad límina se realizan aproximadamente cada cinco años. De esta manera, los obispos de cada diócesis viajan a Roma para hablar personalmente con el Papa de lo que ocurre en sus diócesis. Y también es la oportunidad de que el Sucesor de Pedro les haga saber en primera persona qué espera de ellos y de sus diócesis.

En estos siete años de pontificado Benedicto XVI ha llevado a cabo el titánico esfuerzo de repasar todas las diócesis del mundo con las visitas ad limina de cada uno de sus obispos. Un viaje también los prelados también aprovechan para rezar ante la tumba de San Pedro, visitar San Juan de Letrán y otros lugares del Cristianismo para reforzar su unión con Roma.

En todos estos encuentros ha estado el cardenal Marc Ouellet, que como prefecto de la Congregación para los Obispos acompañaba a los prelados en su paso por el Vaticano. En una entrevista concedida a Radio Vaticana, el cardenal Ouellet asegura que "durante las visitas ad limina el Papa siempre se muestra como un padre de todos y les ayuda a reencontrar los fundamentos de la persona, de la familia, de la tutela de la vida y del sentido auténtico de la libertad".

Y es que después de los encuentros personales con el Papa casi todos los obispos destacan la gran capacidad de escucha que Benedicto XVI tiene. "La gran capacidad de escucha –asegura el cardenal Ouellet- es un rasgo característico de la personalidad del Papa. Profundiza en las situaciones concretas de la vida de las diócesis con preguntas concretas, para conseguir un diálogo fraterno y sincero como es propio de los responsables de la Iglesia. El Papa ofrece a cada obispo el ejemplo de cómo escuchar, para después guiar sobre el camino del Señor".

Encuentros con cada uno de los obispos de todo el mundo que durante siete años le ha permitido al Papa tomar el pulso a las iglesias particulares y saber qué necesita la Iglesia Universal, que al fin y al cabo, está formada por las iglesias particulares, de las que son responsables los obispos.

@blancaruizanton

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?