Religión Confidencial

El recuerdo más bello del Papa en todo el Concilio

"Un recuerdo bellísimo, quizás el más bello de todo el Concilio". Estas fueron las palabras del Papa tras su estancia en casa de los Verbitas en Nemi. En esa casa estuvo hace ya 47 años cuando era un joven teólogo del Concilio Vaticano II. Uno de los encargados de elaborar el decreto de esa asamblea sobre la actividad misionera de la Iglesia, el documento Ad Gentes.

El Santo Padre mostro su agradecimiento a los miembros de la Sociedad del Verbo Divino por darle la posibilidad de regresar a la casa y recordar la época del Concilio en la que vivía "en el centro de Roma, en el Colegio Santa Maria del Anima; había mucho ruido, no me desagradaba -dijo- Pero cuando vine aquí en medio del campo tan verde, con este aire tan fresco. Ya de por sí era hermoso. Y luego, estaba en compañía de grandes teólogos, con una tarea tan importante y bella como la de preparar un decreto sobre la misión".

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?