Religión Confidencial

Los musulmanes radicales aumentan en Bangladesh por el impacto de las numerosas madrasas. Los cristianos tienen cada vez menos espacio en el terreno educativo

El Islam más radical está tomando fuerza en un país que es una bomba de relojería, con 170 millones de personas en un espacio del tamaño deAndalucía.

Según denuncia Ayuda a la Iglesia Necesitada, la presencia cada vez mayor de madrasas financiadas por Arabia Saudí en las que se ofrece educación gratuita a las clases más desfavorecidas está extendiendo la corriente más radical al tiempo que arrincona la labor de muchas misiones cristianas que tienen en la educación uno de sus principales baluartes.

La llegada de capital saudí a países económicamente deprimidos está transformando el panorama no solo educativo sino también de asistencia social. La estrategia de la extensión de la red de madrasas, escuelas coránicas, es doble. Por un lado, ofrecen a la población algunos servicios básicos que les permiten atraer su atención. Al mismo tiempo, inculcan una educación basada en una observancia radical del Corán en su interpretación más extermista.

El problema, según explican a Religión Confidencial desde Ayuda a la Iglesia Necesitada, radica en que mientras que las misiones cristianasafincadas en las regiones musulmanas fomentan el respeto entre las culturas, las madrasas están promoviendo una concepción del Islamexclusivista donde ninguna otra realidad tiene cabida.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?