Religión Confidencial

El funeral por los tres hermanos españoles muertos en el incendio de Qatar, convertido en misa de acción de gracias y en un acto de fe

El funeral por Almudena, Camilo y Alfonso, los tres hermanos muertos en el incendio en el centro comercial de Doha (Qatar), celebrado en Madrid, en la iglesia de los jesuitas, se convirtió en una misa de acción de gracias y en un acto de fe.

Almudena Travesedo Fernández Casadevante, de 8 años, Camilo de 5 y Alfonso de 2, hijos del jefe de obra del hospital que OHL está construyendo en Doha, murieron el 28 de mayo en el incendio de unos grandes almacenes. El matrimonio tiene otro hijo, Nicolás de mes y medio, que fue bautizado el domingo.

El templo se encontraba repleto de gente y la ceremonia fue "entrañable, serena y emotiva", según algunos de los asistentes. La lectura del Evangelio, centrada en el pasaje "Dejad que los niños se acerquen a mi" impresionó a los presentes.

Los padres, Camilo y Elena mostraron serenos en todo momento. Al finalizar la misa, Camilo agradeció a las personas que hicieron posible el rápido traslado de los cuerpos a España, y en concreto al ministerio de Exteriores "por hacer fácil lo difícil". Igualmente dio las gracias por las llamadas de pésame, mensajes y correos recibidos.

Elena pidió a todos los que habían rezado por ellos que lo siguieran haciendo. "Si estamos así –dijo- es gracias a todo lo que están rezando por nosotros. Seguid haciéndolo, por favor".

Recordaron la fe que les inculcaron sus padres, de la sienten orgullosos y que les da fuerzas en unos momentos tan duros, en los que, a pesar de la muerte, la vida sigue triunfando. Pidieron que nadie llore más, porque la vida tiene una meta y sus hijos ya la han logrado. "Si alguien llora, que lo haga de alegría, porque han alcanzado el cielo".

Ver el recordatorio.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?