Religión Confidencial

El corazón del Año de la fe

El nuevo tiempo ha arrancado con la fuerza del Año de la fe que se le ha adelantado. Comienzan a cristalizar las iniciativas en la diócesis. No es mal lema para este tiempo aquél de san Bernardo: Cordis ad Deum conversionem.

La fe como conversión del corazón a Dios. Las iniciativas de la Iglesia son símbolos de la boca y del corazón en feliz ayuntamiento, se confiesa la fe y se cree la confesión, algo así como la clásica distinción entre la fides qua, el acto por el que se cree, y la fides quae, el contenido de lo que se cree.

La boca: La archidiócesis de Burgos ha lanzado, junto con una magnífica página Web www.burgosfe.com, un vídeo catequético titulado "Por la fe... en la Iglesia de Burgos", acompañado de materiales para el trabajo con el vídeo. Con un guión redactado, entre otros, por el sacerdote y periodista Joaquín Luis Ortega, el vídeo es expresión de la estética de la fe. Destaca el juego que da, en su desarrollo, la obra pictórica de Teresa Peña, que después de un traumático periplo por las tierras de Santander ha recalado en el refugio de Huelva. Magnífica, por tanto, la utilización audiovisual de la obra pictórica de esta autora, natural del Valle de Mena.

Y sorprendente –todo hay que decirlo-, la intervención en el vídeo del arzobispo del lugar, monseñor Francisco Gil Hellín, con unas escenas y totales en los que no sólo explica, también invita a la pertenencia a la Iglesia.

Si bien es cierto que el vídeo se hace lento y premiosos para un determinado perfil de la audiencia acostumbrado a mayores velocidades, y a otros recursos de cámara y de diseño gráfico, lo que no se puede negar es que el mensaje está claro: la universal llamada a la santidad, el rostro de una Iglesia atrayente, católica, universal y misionera.

Hablando de páginas web. No se pierdan los lectores la de la Misión Madrid, www.misionmadrid.es, con los materiales de esta iniciativa y las noticias de las vicarías madrileñas. Particularmente la edición, que se puede descargar, del Creo del Pueblo de Dios, de Pablo VI.

El corazón: Impactantes las Jornadas de pastoral de la Archidiócesis de Toledo, en las que ha participado Monseñor Rey, obispo de la diócesis de Fréjus-Toulon, de Francia. Y sorprendentes las declaraciones del arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, en las que alerta del riesgo de que "en Toledo no queremos que la secularización nos pille con la guardia baja. No queremos bajar la guardia ante la secularización. He sido obispo en tres diócesis de Castilla y León, en Soria, Salamanca y Valladolid. He visto como en pocos años se daban cambios drásticos. Zonas donde había muchas vocaciones y consagrados y familias que rezaban juntas el rosario, iban a misa, etc... en pocos años perdían todo eso. También lo hemos visto en el resto de Europa. Y no es oro todo lo que reluce en los números de Toledo. La diócesis tiene unos 750.000 habitantes, pero muchos ya no son activos en la fe", señala. "Una diócesis que parece pujante se puede secularizar muy rápido", concluye monseñor Rodríguez Plaza.

jfsoc@ono.com

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable