Religión Confidencial

El cardenal Rouco y la crisis económica

Cuestión disputada estos días es la de si la Iglesia en España debe hablar más sobre la crisis económica, sobre sus causas múltiples y sus evidentes consecuencias, sobre todo en la medida en que esta situación está conformando un nuevo modo de situarnos en el mundo con no pocas repercusiones en el apostolado del día a día.

Indudablemente no se podrá decir que los obispos no se han referido a esta cuestión. Individualmente son muchas las intervenciones orales y escritas que los prelados diocesanos realizan al respecto, o en textos de única temática, o en reiteradas referencias a medida que abordan otras latitudes. Y colectivamente, por decirlo de una forma no canónica, han sido varias las declaraciones del portavoz de la Conferencia Episcopal al respecto, en la medida en que habla en nombre de los obispos, además de los documentos que el lector puede encontrar en el archivo documental de la página web de la Conferencia Episcopal.

Sin embargo, la página web de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas publica estos días una síntesis de la intervención del cardenal Antonio María Rouco Varela, Académico de número, bajo el título "La actual crisis y su trasfondo moral y espiritual", que pone la pelota del análisis en profundidad de la crisis en otro tejado y que bien pudiera ser un texto, éste sí canónico, de posteriores intervenciones. El texto corresponde a una actuación reciente, dentro de las habituales de los martes, del arzobispo de Madrid que, según el decir de varios académicos consultados, produjo un intenso debate.

Este análisis pertenece a un género académico, intelectual y universitario, por tanto no es propio de una pastoral, que tiene otros horizontes complementarios de hermenéutica y de redacción. Pero algunas de las ideas, de los núcleos de estudio que nacen de una adecuada comprensión de la Doctrina Social de la Iglesia, ofrecen unos mimbres muy adecuados para quien quiera saber de un discernimiento moral sobre las causas de la crisis económica, que lo es antropológica, y de sus vías de salida.

El cardenal Rouco señala que "el análisis de tres grandes encíclicas que responden con mayor o menor explicitud temática a tres grandes crisis de los sistemas económicos, políticos y jurídicos del siglo XX: la "Quadragesimo Anno" de Pío XI (Roma, 15 de mayo de 1931), dos años después del crack de la bolsa de Nueva York de 1929; la "Centesimus Annus" de Juan Pablo II (1 de mayo de 1991), un año y medio después de la caída del Muro de Berlín (9 de noviembre de 1989); y "Caritas in Veritate" (29 de junio de 2009), un año después de la quiebra de una parte muy importante de la Banca neoyorquina. Las tres "crisis" guardan relación con sucesos y momentos cruciales para el presente y futuro de la humanidad; en la primera y la tercera con un significado dramáticamente negativo; en la segunda, en una dirección y sentido positivos". Y añade en la conclusión: "A la nueva y renovada doctrina y praxis social de la Iglesia le toca hacer comprensible teórica y prácticamente que la cuestión social se ha convertido radicalmente en una cuestión antropológica".

Rubalcaba debiera leer esta intervención de Rouco. Al menos, eso.

José Francisco Serrano Oceja

[email protected]

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable