Religión Confidencial

En busca de un nuevo presidente para el IOR

Es la primera vez que la cúpula del Banco del Vaticano se reúne, tras la dimisión de Ettore Gotti Tedeschi. Buscan precisar las cualidades que deberá tener quien ocupe ese cargo.

"No haber desarrollado funciones de primera importancia para su cargo" fue una de las razones por las que se destituyó a Ettore Gotti Tedeschi. Y para no tropezar dos veces con la misma piedra, el Consejo de Superintendencia del Instituto de Obras de Caridad (IOR) se reunió para determinar "los criterios profesionales y de experiencia" que debe tener su próximo presidente. Es decir, para decidir las cualidades personales y profesionales que deberá tener quien sustituya a Gotti Tedeschi en el cargo.

Es la primera reunión que la cúpula del IOR mantiene después del 24 de mayo, cuando retiraron la confianza a Gotti Tedeschi. A este 'cónclave' bancario asistieron los actuales miembros del consejo directivo del banco vaticano; el vicepresidente y presidente en funciones, Ronaldo Hermann Schmitz, Manuel Soto Serrano, Carl Anderson, quien firmó el demoledor informe con el que se destituía a Tedeschi, y Antonio María Marocco.

Poco más ha trascendido del encuentro. Después mantuvieron otra reunión con la comisión de cardenales que controla el funcionamiento del banco del Vaticano, entre los que se encuentra el cardenal Tarcisio Bertone, que informa al Papa puntualmente de las idas y venidas en el IOR.

El comunicado asegura que "han sido dos encuentros muy útiles para compartir informaciones y propuestas, tanto para la gestión ordinaria como para fijar criterios de profesionalidad y experiencia, universalmente reconocidos, de cara a la elección del nuevo presidente del Consejo Supervisor". Pero todavía hay mucho camino por delante para el IOR. Y es que en diciembre de 2010, Benedicto XVI aprobó una serie de leyes contra el blanqueo de dinero para que el Vaticano entrara en la llamada 'white list' de países que respetan las normas de lavado de capitales.

A principios de julio, una comisión de Moneyval, el organismo europeo encargado de supervisar si se cumplen o no esas normas contra el lavado de dinero, visitará el Vaticano. Quizás por eso en el IOR corren a delimitar las cualidades de quien las llevará a cabo y entrar en un clima de normalidad, aunque todavía quedan algunos cabos sueltos en la destitución de Tedeschi y en las cuentas del banco del Vaticano.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable